Home
Contacto

Socio-narco

Paraguay: La ruta del tráfico de drogas

El Paraguay es la ruta más deseada por los narcotraficantes para hacer pasar la droga que luego va a otros puntos del mundo.

08 de Junio de 2012 19:00

Por Víctor Franco Novarecci

1
2
3
4
5
6

Esta afirmación no es un secreto, es más bien una realidad diaria que es conocida por todas las autoridades nacionales. Los endebles controles y la alta corrupción, es lo que hace que los narcotraficantes elijan a Paraguay, para hacer sus negocios al margen de la ley.

Hay dos tipos de drogas que circulan por territorio guaraní; la marihuana, que es producción nacional y la cocaína, que está en tránsito. En nuestro país no existen laboratorios, para preparar drogas y no es productor de precursores y sustancias químicas, pero es la ruta del tráfico ilegal, provenientes principalmente del Brasil y Argentina con destino a Bolivia.

La directora de Operaciones de la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad) agente Especial María Mercedes Castiñeira, comentó que es difícil darle una lucha de igual a igual a los traficantes.

"Siempre estamos en desventaja con los narcos, ellos manejan mucho dinero y nosotros para hacer un procedimiento tenemos que ver primero si tenemos presupuesto" apuntó la agente.

El Chaco, es la zona utilizada por excelencia por los traficantes que traen cocaína en grandes cantidades desde Bolivia y la hacen pasar por Paraguay para llegar a otros puntos como Colombia y después el paso a Estados Unidos y Europa.

En el país no existe un adecuado control del espacio aéreo. No existen radares y es muy limitada la flota de aviones, para seguir a pequeñas avionetas que hacen vuelos clandestinos con importantes carga de drogas.

Tampoco existe una legislación que disponga el derribo de narcoaviones, como si lo tiene el Brasil. A nivel fluvial el control es casi nulo, por lo que las aguas de los ríos son surcadas con total impunidad por los traficantes.

"Nosotros (Senad) tenemos un buen control en los aeropuertos, donde estamos con una importante cantidad de agentes y canes. Los traficantes utilizan mucho los aeropuertos, para tratar de enviar sus drogas, pero ahí tenemos un control más efectivo y casi siempre se detecta a las "mulas" con sus cargas de drogas camufladas en diferentes objetos" apuntó Castiñeira.

Donde existe una gran desigualdad de fuerzas es las grandes extensiones de montes y tierras. "Los narcos hacen pistas clandestinas en los parques nacionales o reservas ecológicas, donde existen grandes montes y como no hay radares o aviones para ir haciendo sobrevuelos, tienen una gran ventaja", explicó la directora de Operaciones de la Senad.

"Se suelen detectar algunas pistas clandestinas y nos vamos a destruirlas, pero los traficantes tienen mucho dinero y en cuestión de días ya están arreglando la pista o haciendo otras", señaló la agente Especial.

"No tenemos radares móviles, como para ir a los sitios donde se sospecha que existen vuelos clandestinos, eso es una gran ventaja para los narcotraficantes, quienes vienen con sus aviones desde Bolivia con gran cantidad de drogas, bajan en las pistas clandestinas y recargan combustible y vuelven a tomar su ruta. Hay espacios muy grandes que no podemos cubrir y eso es aprovechado por los narcos", dijo María Mercedes Castiñeira.

También la directora de Operaciones, explicó que la Senad no cuenta con aviones o helicópteros, para hacer controles. Sin embargo destacó que la Policía Nacional, si tiene un mayor rubro y capacidad en ese aspecto, pero que igual es poco ante el poderío económico de los traficantes.

La cocaína es una droga que no tiene un gran mercado en Paraguay. Su alto costo hace que el círculo en el que se vende sea muy cerrado, pero grandes cargamentos de esa droga pasan anualmente por territorio paraguayo.

"Lo que hacen los narcos es hacer pasar la cocaína por nuestro territorio, no tienen la intención de venderla acá. En Francia, el kilo de la cocaína está a US$ 140.000 y en España y otros puntos oscila entre US$ 100.000 a 130.000", recordó la agente Castiñeira.

Iván Mendes Mesquita, fue uno de los más grandes traficantes de cocaína que fue detenido en el Paraguay. Este brasileño se instaló en Paraguay a inicios de 2000 y creó una organización que manejaba una vasta red de transporte y contrabando, usando experimentados pilotos con aviones livianos para transportar cocaína de aeropuertos clandestinos en Colombia hacia Brasil, Venezuela, Surinam, Guatemala y México, pasando por territorio Paraguayo.

El destino final, para la mayor parte de la cocaína es Estados Unidos y varios países europeos, Inglaterra, Italia y Holanda . Según la investigación de la Senad, Mendes Mesquita enviaba mensualmente 1.000 kilos de cocaína a diferentes destinos y esa droga pasaba por el Chaco paraguayo

En diciembre de 2004, el traficante fue detenido por la Senad, en una estancia que tenía en Alto Paraguay, Chaco, cuando estaban recibiendo una importante carga de cocaína.

MARIHUANA

Pero, no solo los traficantes de cocaína son los que se aprovechan del endeble sistema de controles a lo largo y ancho de nuestro territorio. También los productores de marihuana, lo hacen a gran escala.

"Paraguay es un gran productor de marihuana, la mayor carga sale desde los montes con destino al Brasil, Argentina y otros países donde es muy apreciada la droga" explicó la agente Especial Castiñeira.

La Senad, tiene puestos de controles dispuestos en Ciudad del Este, Pedro Juan Caballero, Salto del Guairá, Encarnación y Asunción. Sin embargo la gran extensión de frontera seca que existe en Paraguay, hace que estos controles suelan ser burlados.

"La marihuana, sale en camiones y aviones. Burlan los controles, pese al esfuerzo de inteligencia que se hace desde la Senad" apuntó la directora de Operaciones.

Si bien el precio de la hierba maldita, es mucho menor a la de la cocaína, la mayor cantidad de producción de la marihuana, deja millonarios dividendos.

Además la marihuana es más fácil y barata de procesar. Se cultiva y al cabo de 4 a 7 meses ya está lista para ser cosechada. La mano de obra es barata, se suele contratar a agricultores de la zona y se les paga un misero dinero.

De una hectárea de marihuana, se compran 10 fusiles de asalto o 100 granadas de mano. De 200 hectáreas se adquieren 2.000 fusiles de asalto o 20.000 granadas de mano. Esta es la relación que hacen en la Senad, con el dinero que ganan los traficantes y el porqué es difícil hacerles frente.

Existe en todo el territorio paraguayo aproximadamente 5.500 hectáreas de campos de marihuana que a medida que pasa el tiempo se va extendiendo.

 

Fuente: ABC

›› Sitios amigos

Buscar en el sitio Buscar en el sitio
Medios de comunicación Aeropuertos del mundo Códigos telefónicos Guía de colectivos Traductor Guía de Restaurantes
©2011 - www.resistenciahuemul.com.ar - Todos los derechos reservados