Corrupción II

Sabremos más de los negocios ilegales en el fútbol

Sabremos más de los negocios ilegales en el fútbol

Burzaco no va a recibir recompensas, pero si quiere evitar la cárcel tiene que contar todo lo que sabe.

Alejandro Burzaco quiere negociar con la justicia norteamericana. / Cedoc

02/09/15

Escribe

Los datos publicados sugieren que Alejandro Burzaco va a intentar llegar a un acuerdo con los fiscales norteamericanos que lo libre de un largo tiempo en una prisión. Los fiscales consideran que Burzaco le pagaba sobornos a Julio Grondona (a quien identifican como “co-conspirador 10”) y que a veces actuaba en su nombre. Los pagos de sobornos se canalizaban a través de una agencia de viajes, pero a veces tomaban otras modalidades. Esas modalidades sugieren una relación aún más estrecha entre Grondona y Torneos, la compañía que dirigía Burzaco y de la que también era socio. Con motivo de la realización de la Copa América que se jugó en el 2011 en la Argentina, Burzaco representó a Grondona en el pedido de un soborno de siete cifras y además sugirió y obtuvo que la suma acordada se descuente de una deuda que Torneos tenía con la Conmebol. ¿Era Grondona un socio oculto de Torneos? Un acuerdo con la Fiscalía permitiría echar luz sobre ese y muchos otros aspectos del negocio del fútbol en la Argentina y de la FIFA donde Grondona ocupaba un espacio estratégico como presidente del Comité de Finanzas.

La audiencia frente a la jueza Vera Scanlon muestra que el comienzo del juicio se va a postergar a pedido de la defensa y que se va a realizar una nueva audiencia el 18 de septiembre. La jueza confirmó que Burzaco entendía que tenía derecho a que su juicio comenzara en los siguientes setenta días y que ahora se va a demorar. ¿Cómo se explica el pedido de demorar el comienzo del juicio? Eso ocurre cuando la defensa considera que las pruebas de la Fiscalía son suficientes para una condena y sugiere que se va a intentar llegar a un acuerdo. Tales acuerdos son la forma en que se resuelven más del 90% de los casos penales en el sistema federal de los Estados Unidos.

Un aspecto fundamental de esos acuerdos es que el sospechoso brinde toda la información que dispone. El caso de Bradley Birkenfeld en el 2009 muestra las consecuencias de no ser absolutamente sincero. Birkenfeld había trabajado para UBS manejando cuentas de ciudadanos norteamericanos que aprovechaban el secreto bancario suizo para evadir sus impuestos. Birkenfeld hizo un acuerdo con las autoridades norteamericanas, entregó los datos de miles de operaciones y obtuvo como recompensa 104 millones de dólares. Pero no fue totalmente sincero sobre su relación con Igor Olenicoff, un millonario californiano al que ayudó a evadir más de 200 millones de dólares. Los fiscales norteamericanos descubrieron las actividades de Olenicoff, quien llegó a un acuerdo y pagó más de 52 millones para evitar la cárcel. Esa confesión de Olenicoff fue la que envió a la cárcel por más de dos años a Birkenfeld con sus 104 millones.

Burzaco no va a recibir recompensas, pero si quiere evitar la cárcel tiene que contar todo lo que sabe, tomando en cuenta que hay otros 14 acusados en el caso que pueden dar sus propias versiones.

Es muy posible que en los próximos meses conozcamos más detalles de los negocios ilegales que rodean al fútbol argentino y mundial.

*Ex fiscal Penal Internacional en La Haya.

Fuente: 424-Perfil

›› Sitios amigos

Buscar en el sitio Buscar en el sitio
Medios de comunicación Aeropuertos del mundo Códigos telefónicos Guía de colectivos Traductor Guía de Restaurantes
©2011 - www.resistenciahuemul.com.ar - Todos los derechos reservados