Home
Contacto

Delitos misteriosos o impunes

'Mi viejo vio algo, supo algo y lo hicieron desaparecer'

Un enigma que ya lleva 13 años. Lo afirmó el hijo de Darío Jerez, un comerciante que fue visto por última vez en octubre de 2001 en Santa Teresita. Hubo un juicio y absolvieron a todos los imputados. Ahora se ordenó un nuevo proceso.

Espera interminable. Viviana Zubiaurre, esposa de Darío Jerez, frente a un mural de Santa Teresita./FABIAN GASTIARENA

06/10/14

Guillermo Villarreal

Restaba, al fin, que lo expresara la Justicia: que sostuviera que Darío Jerez fue secuestrado, que fue “víctima de una desaparición forzada”, “víctima de maniobras ilícitas”. Julián, el mayor de los tres hijos de este comerciante desaparecido misteriosamente en octubre de 2001 en Santa Teresita, ante la instancia de un nuevo juicio ordenado por el Tribunal de Casación, lo dice con otras palabras: “Es claro que a mi viejo no se lo tragó la tierra”.

Ya hubo un juicio, que concluyó en abril de 2013. Pasaron cinco fiscales hasta llegar a una acusación contra seis hombres; a cinco se los imputó por encubrimiento agravado, al restante por falso testimonio. Tras un mes de audiencias y 184 testigos, el Tribunal Oral Penal N° 2 de Dolores absolvió a todos.

“La absolución no se desprendía del debate, de ninguna manera. Era insostenible lo que falló el Tribunal de Dolores”, dice a Clarín Julián Jerez, estudiante de Derecho y operador técnico en la señal C5N.

El fallo fue apelado y hace unas semanas el Tribunal de Casación, al entender que se hizo una valoración errónea de la prueba, ordenó que se realice un nuevo juicio oral; aún no tiene fecha.

El cuerpo de Jerez nunca apareció.

Su crimen es una hipótesis que recién ahora la Justicia convalida: “Si bien surgen algunos interrogantes respecto de los ulteriores momentos a la desaparición de Jerez, es posible establecer que su ausencia, de su círculo familiar, laboral y social, se debió a que el nombrado resultó víctima de maniobras ilícitas”, resumieron los jueces Mario Kohan y Carlos Natiello, de Casación.

¿Qué le pasó a Jerez? Aún es un misterio.

La mañana del 25 de octubre de 2001 llegó pasadas las 10 de la mañana a la esquina de 29 y 3 en su Ford Fiesta. Manejó a contramano, algo nervioso. Según declararon luego dos testigos, lo notaron inquieto. Tenía 40 años, era vendedor de Arcor y gestor de la tarjeta de crédito Comprar, a la que estaban vinculados los imputados Alejandro Muñoz y Carlos Subirol. Cruzó a un negocio sobre la calle 3, cobró una venta a su dueño, José Stoll, quien contó que vio que al salir Jerez “se puso a conversar con una persona más alta que él”. La Justicia no pudo individualizar a ese hombre, pero en el juicio se lo señaló a Muñoz, que lo negó siempre, aunque su celular lo ubica en ese lugar.

Quedó el Ford Fiesta, con las llaves puestas, su suéter amarillo en el asiento del acompañante, un paquete de galletitas y el cargador del celular en el piso. El teléfono nunca apareció. Y no se supo nada más de Jerez. En el juicio todas las partes coincidieron en que el hombre no tenía motivos para desaparecer.

Mi viejo vio algo, supo algo, se enteró que esa gente no le convenía y lo hicieron desaparecer. Y si nunca supimos nada no fue precisamente porque tratáramos con gente que no tuviera influencia”, cuenta Julián.

Una de las teorías de la acusación es que el comerciante habría sido víctima de una compleja trama que vincula a la financiera Comprar SRL con funcionarios municipales del Partido de la Costa. Los demás imputados son el ex secretario de Gobierno del entonces intendente Guillermo Magadán, Jorge Grande; el ex concejal Daniel Claudio López, y el ex jefe de inspecciones, Cristian Ibarra, todos del radicalismo. Por falso testimonio está acusado Leandro Alzugaray, que la familia de Jerez ha señalado como quien “hacía los trabajos sucios para Grande”.

Casación entiende que a partir de los testimonios de un buen número de testigos se torna “inverosímil” la hipótesis de que Jerez se haya ausentado voluntariamente. A esto, se suma que la Dirección de Migraciones informó que el comerciante no registró salidas del país.

Fuente: Clarín

›› Sitios amigos

Buscar en el sitio Buscar en el sitio
Medios de comunicación Aeropuertos del mundo Códigos telefónicos Guía de colectivos Traductor Guía de Restaurantes
©2011 - www.resistenciahuemul.com.ar - Todos los derechos reservados