Home
Contacto Suscripción

Globalización de los Delitos

Explotación sexual y lavado

En junio se cumplirá el aniversario de la ley provincial de trata. Se clausuraron 136 prostíbulos y whiskerías, y se rescató a 242 mujeres argentinas y 46 extranjeras.

TRATA DE PERSONAS. La asociación civil Mujeres como Vos luchan en contra la trata de personas (DyN / Archivo).

19/05/2013 14:21 , por Miguel Durán

Córdoba

En horas de la madrugada del jueves 31 de mayo de 2012, un centenar de gendarmes realizaron el mayor operativo contra la trata de personas del que se tenga memoria. El personal de combate, fuertemente armado, allanó las whisquerías Faraón (La Rioja 401), Play Man (Sucre 383), Macarena (Tucumán 437), Candela (ubicada en calle Tucumán, a metros del anterior) y un quinto lugar, sin cartel a la vista, en Rioja 390. A la misma hora, otros grupos allanaban siete domicilios en la ciudad (ver Infografía).

El blanco del fiscal Enrique Senestrari eran los hermanos Fabio Ricardo (41) y Daniel Alejandro Barey (33). Senestrari los perseguía desde mediados de 2008, cuando les inició una causa por los mismos motivos, pero por falta de antecedentes pudieron recuperar la libertad bajo fianza. Los Barey también habían sido investigados en la Justicia provincial por la fiscal Eve Flores, causa que fue remitida a Senestrari.

En el procedimiento del 31 de mayo, fueron detenidos otra vez los hermanos que supuestamente explotaban whiskerías y otros tres hombres y una mujer. Se secuestraron cinco armas de fuego, 80 mil pesos, dólares, reales y bolívares, y cuatro automóviles: un Audi, un BMW 3, un Peugeot 207 y una cupé 
Suzuki.

Antes, el 17 de abril de 2012, los Barey fueron imputados por el delito de "trata de mayores de 18 años agravada", en calidad de coautores, en concurso real con "promoción de la prostitución ajena". Las mismas imputaciones como partícipes necesarios recayeron en Brenda Yanet Artaza (26), Adolfo Rodolfo Cordero (59), José Maximiliano Baracat (19), Daniela Susana Sepúlveda (35) y Agustín Cabrera Reimondi (19), mientras que a Pablo Hugo Botiglieri (40) se lo consideró partícipe secundario.

Los locales allanados funcionaban como "bares nocturnos" a los que concurrían los clientes en busca de copas y supuestamente sexo. Estaban acondicionados con barras, sillones y banquetas y un escenario.

Detrás de la barra, además de bebidas, había cantidades de preservativos, pulseras y registros de copas, pases y salidas realizadas por las víctimas.

Cuando los clientes acordaban un servicio sexual, las mujeres eran acompañadas por personal de seguridad a dependencias contiguas o cercanas (en el caso de los bares) o permanecían en el mismo lugar (en el local de Rioja 390).

"Las víctimas eran mujeres de nulos recursos económicos, instrucción incompleta, desocupadas, residentes en viviendas prestadas y/o muy precarias, casi todas madres solteras o separadas con hijos a cargo. Varias de ellas habían sido víctimas de violencia familiar y se encontraban en condiciones de indefensión por diversas circunstancias sociales que constan en los informes", explica Senestrari.

El fiscal advierte que del informe de la Oficina de Rescate de las personas damnificadas, "surge que casi todas las 19 víctimas rescatadas manifestaron haberse iniciado en la prostitución en los locales allanados y con los imputados".

Lavado de activos. Al enterarse de los resultados de los allanamientos del mes de mayo, el titular de la Fiscalía Federal N° 1, en declaraciones a la prensa, estimó que "podía haber lavado de dinero".

Esas palabras quedaron como una anécdota. Sin embargo, con el hermetismo necesario, Senestrari comisionó a investigadores de Gendarmería Nacional, expertos en contabilidad, a analizar los bienes que podían tener los hermanos Barey. Al cabo de un año de averiguaciones y estudios registrales, los especialistas obtuvieron informes reveladores que llevaron al fiscal a abrir una causa paralela por "lavado de activos".

De esas "actuaciones por presunto lavado de activo de origen delictivo", se ubicaron nada menos que 16 inmuebles (lotes en Villa Carlos Paz, Villa del Lago y Cosquín, casas y departamentos en distintos barrios de la ciudad de Córdoba) y siete autos. A los cuatro secuestrados en el procedimiento de mayo de 2012 se agregaron otro Audi, otro Suzuki y un Fiat Palio.

Además de los Barey, en las últimas horas fueron imputados ocho mujeres y tres hombres, "todos ellos con un nivel de ingresos que no condice con sus situaciones registrales".

Según la acusación, "habrían actuado como testaferros o prestanombres de Fabio Ricardo Barey y Daniel Alejandro Barey, adquiriendo y transfiriendo simultáneamente bienes inmuebles y vehículos con dinero que les habrían proporcionado los hermanos Barey".

"Un negocio familiar". Hace pocos días, el abogado Marcelo Brito asumió la defensa de los Barey y se excusó de opinar por desconocimiento de la causa, aunque manifestó que la causa por supuesto lavado de activos "difícilmente puede prosperar".

Quien sí dio su punto de vista sobre las actividades de los hermanos que permanecen presos en Bouwer fue el abogado Marcos Juárez, quien los defendió desde el momento de sus detenciones. "Sé que tienen una muy buena posición económica, pero ignoraba que tenían tantas propiedades. Sabía que habían traído personal de Gendarmería experto en contabilidad procedente de Tucumán para rastrear sus patrimonios", dijo.

Reconoció que sus clientes "eran proxenetas de hace mil años, pero no son tratantes de personas, jamás tuvieron a menores de edad y a todas las mujeres las trataban bien, las trataban como a una familia". "Ellas declararon que se sentían bien, era un negocio familiar. A esos locales iba gente importante, esto está en las grabaciones de las intervenciones telefónicas", asegura Juárez.

Otras causas. Por estos días, en el Tribunal Oral Federal N° 2 se ventilan dos juicios en los que están involucrados otros supuestos dueños de prostíbulos. En esas causas se investigan importantes adquisiciones de bienes e incluso suculentos depósitos en dólares en Paraguay, donde también se habrían comprado inmuebles de gran valor.

En la primera de las causas están en el banquillo David Novello (50) y la paraguaya Luisa L., quienes estaban a cargo de locales en los que, según la acusación, se explotaba a menores de edad. De hecho, en el momento de ser allanados los lugares, fueron rescatadas varias menores, entre ellas una jovencita de 15 años, hija de la imputada, a la que supuestamente prostituyeron cuando estaba embarazada.

Al allanarse una de las propiedades del imputado, se encontraron numerosas cajas de gran tamaño con 14 mil profilácticos cada una, las que supuestamente habían sido enviadas desde la Nación hasta el Hospital Rawson para ser distribuidas en el marco de una campaña alusiva.

Otro caso particular es el de Sergio Claudio Borile (55), quien empezó a ser juzgado el viernes por un caso de trata de personas. El hombre, propietario de más de 10 prostíbulos que cumple una condena a cinco años de prisión por la explotación de la prostitución, está acusado de un hecho de trata de personas. Lo curioso es que, en el momento de ser detenido, se le secuestraron 25 automóviles de un depósito de Villa Carlos Paz.

El viernes pasado, al ser consultado sobre sus datos personales, dijo que al momento de ser apresado ganaba 50 mil pesos por mes comprando y vendiendo autos antiguos de colección.

-¿Usted está inscripto en la Afip?

-Sí, señor.

De esa manera, el imputado Borile respondió la pregunta del presidente del Tribunal Oral N° 2, José María Pérez Villalobo. Hasta allí, nada extraño. Pero el acusado quedó en una posición algo incómoda cuando el fiscal Maximiliano Hairabedian le preguntó: "¿Cómo está inscripto?".

"Como cuentapropista, como pochoclero, tengo unos carritos de pochoclo", respondió.

Un carrito de pochoclo que da una ganancia de 50 mil pesos mensuales equivale a decir que se está ante un negocio extraordinario. O que los números no cierran.

Rasgos comunes

El tipo de mujer que es explotada en whiskerías y prostíbulos tiene características particulares. Entre ellas, madre soltera o separada con hijos a cargo, mala situación económica, estudios incompletos y residente en viviendas precarias.

Más información

-Hace un año se inició el cierre de prostíbulos

 

Fuente: La Voz

›› Sitios amigos

Buscar en el sitio Buscar en el sitio

Más notas

©2011 - www.resistenciahuemul.com.ar - Todos los derechos reservados