Home
Contacto Suscripción

Fuerzas Armadas y Seguridad

Brasil lanza su mayor operativo contra el delito

Fronteras blindadas. Unos 25.000 militares se desplegaron en zonas limítrofes para contener el crimen antes de un torneo de fútbol

El operativo Ágata de 2012, que se concentró en las fronteras con Uruguay y la Argentina. Foto: EFE

Domingo 19 de mayo de 2013 | Publicado en edición impresa

Por Alberto Armendariz | LA NACION

Comentá15

RÍO DE JANEIRO.- En el mayor despliegue de su historia para el combate de ilícitos, Brasil movilizó ayer 25.000 militares en toda su frontera, en vistas de garantizar la seguridad durante la Copa de Confederaciones de fútbol, que se celebrará en junio en varias ciudades del país como anticipo del Mundial de 2014.

La operación Ágata 7, que involucra a efectivos de las tres fuerzas armadas, además de agentes de la Policía Federal, la Policía de Caminos y otras agencias gubernamentales, es parte del Plan Estratégico de Fronteras, lanzado por la presidenta Dilma Rousseff en junio de 2011 para reducir el ingreso clandestino de drogas, armas, explosivos y mercancías.

Los gobiernos de los diez países con los que Brasil limita fueron notificados con anticipación del masivo despliegue militar en las fronteras, para evitar problemas.

Ágata 7 ocurre en vísperas de la Copa de Confederaciones de la FIFA, competencia deportiva que será realizada en seis ciudades sede: Belo Horizonte, Brasilia, Fortaleza, Recife, Río de Janeiro y Salvador. En función de este evento, el Ministerio de Defensa optó por hacer una movilización que involucrase los 16.886 kilómetros de la frontera", señaló el Ministerio en un comunicado.

Contingentes duplicados

En las ediciones militares anteriores, las operaciones se limitaron a trechos fronterizos específicos (Ágata 2 y Ágata 5 tuvieron como escenario la frontera sur del país, la zona lindante con la Argentina) y participaron hasta 12.000 efectivos.

Esta vez, debido al amplio territorio por cubrir, los contingentes se duplicaron, así como el aparato militar utilizado. La fuerza aérea monitoreará la frontera con aviones Super Tucano (A-29), cazas F 5EM, aviones radares, helicópteros y aviones no tripulados. El ejército usará además blindados y vehículos livianos para el transporte de tropas, y equipamiento para el establecimiento de retenes en puntos estratégicos de las rutas. En tanto, la marina estará presente con patrullas fluviales, helicópteros UH-12, lanchas y barcos de asistencia hospitalaria.

Hasta principios de este año, las operaciones Ágata habían dado como resultado la aprehensión de 360 toneladas de drogas, 2200 armas, 280.000 municiones y 20 toneladas de explosivos.

En apoyo de estas movilizaciones masivas y esporádicas de tropas en las fronteras, el gobierno lleva adelante la operación Centinela, coordinada por la Policía Federal, que realiza investigaciones y actividades de inteligencia permanentes en los confines de Brasil.

Asimismo, se está trabajando en un Sistema Integrado de Vigilancia de Fronteras (Sisfron), que, a través de sensores, radares, aviones no tripulados y una vasta red de comunicaciones, mantendrá un monitoreo constante de las zonas limítrofes.

Todos estos esfuerzos son parte de la estrategia nacional de defensa diseñada durante el gobierno del presidente Luiz Inacio Lula da Silva, que incluye la renovación de todo el arsenal de las fuerzas armadas y el fortalecimiento de la industria militar nacional.

"Una defensa robusta es, en nuestra opinión, un complemento indispensable de una política exterior pacífica; no hay ninguna contradicción. A veces la gente se pregunta por qué un país pacífico como Brasil precisa de una defensa importante y es justamente porque teniendo una defensa estaremos disuadiendo eventuales amenazas a nuestra seguridad y a nuestros recursos", señaló el ministro de Defensa, Celso Amorim, a principios de este mes, en una audiencia ante la Comisión de Defensa del Senado.

 

Fuente: La Nacion

›› Sitios amigos

Buscar en el sitio Buscar en el sitio

Más notas

©2011 - www.resistenciahuemul.com.ar - Todos los derechos reservados