Resistencia Huemul
Contacto Suscripción

Ciencia y Tecnologia

Términos prohibidos y censura en dominios de Internet

NIC.AR ADMITIÓ QUE NO PERMITE PALABRAS COMO “CRISTINA” Y “CÁMPORA”

28 / 08 / 2012

"Me comentan de un dominio que porque tenía la palabra ‘Cámpora', los muchachos de nic.ar pidieron explicaciones". "Parece que los muchachos de La Cámpora desembarcaron con todo en nic.ar. Tenía la palabra ‘Cámpora', y me pidieron explicaciones". "¿Podrá explicarme el Director de NIC Argentina por qué me rechazaron 2 veces el dominio fumateacristina.com.ar?" "No dejan registrar ningún dominio que tenga la palabra ‘Cristina'".

Esas y otras declaraciones se replican por la web, también a través de las redes sociales, y tiene que ver con el supuesto rechazo por parte del órgano responsable de la administración de los nombres de dominio de Internet en Argentina -Nic.ar- al momento de registrar aquellas direcciones que contengan la palabra "Cristina", "Cámpora" o que sean críticas al Gobierno.

"El 27 de septiembre de 2011 comencé con la solicitud de registración de fumateacristina.com.ar (REG15447334). El 16 de agosto de 2012 me llegó el rechazo de esa solicitud", le contó a Tribuna de Periodistas Javier Smaldone, joven programador que no pudo lograr que la entidad le acepte el dominio del que intentaba hacerse. Pero insistió.

"El 16 de agosto de 2012 volví a enviar la solicitud de registración de fumateacristina.com.ar (REG17762201). El 27 fue rechazada nuevamente", agregó Smaldone. Sin embargo, al querer registrar kchorra.com.ar (REG17850673), la solicitud fue aceptada en horas."

 

A pedirle permiso a Zannini

 

Nic.ar solía estar en el ámbito de Cancillería. Ello fue así hasta el 12 de diciembre pasado, cuando pasó a estar bajo la órbita de la Secretaría Legal y Técnica, cuyo titular es Carlos Zannini, hombre de extrema confianza de la Presidenta. Dicha medida fue anunciada en el Boletín Oficial mediante el decreto presidencial 189 y se creó la Dirección Nacional de Registro de Dominios de Internet, a cargo de Gustavo Guillermo Justich.

La decisión causó sorpresa en varios ámbitos, sobre todo porque se empezó a rumorear que se trataría de un nuevo mecanismo por parte del Gobierno para intentar controlar, tanto los contenidos que se publican en Internet, como la inscripción de dominios. El desembarco de militantes de La Cámpora en esa área también fue sugestivo para muchos.

Posteriormente, la diputada nacional Patricia Bullrich (Unión por Todos) presentó un pedido de informes al Poder Ejecutivo requiriendo explicaciones sobre las razones por las que se creó dicha Dirección, antecedentes académicos y experiencia laboral de Justich.

"¿Esto representa una quita de funciones o un intento de control? Porque lo que a simple vista aparece como un trámite administrativo, de un organismo a otro, implica sin embargo un cambio muy profundo y que puede conllevar un intento de intervenir en la asignación de los dominios y los contenidos en Internet?", había advertido Bullrich.

 

Quién controla los dominios

 

Según consultó el año pasado diario La Nación a Santiago Gini -titular de Cátedra de Derecho de la Tecnología de la Información y las Comunicaciones en la Universidad Austral- sobre qué área debería ser la responsable de la administración de Nic.ar, este respondió: "Creo que tanto el hoy llamado Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto como la SECOM (Secretaría de Comunicaciones) tendrían más fundamentos. El primero por la vocación internacional de Internet y las problemáticas relacionadas con los nombres de dominio, así como porque uno de los objetivos principales del mencionado ministerio es entender en las relaciones con todos los países y los organismos internacionales", indicó.

Ante la oportuna pregunta de diario La Nación sobre si la medida de trasladar las funciones de nic.ar de Cancillería a la órbita de la Secretaría Legal y Técnica era la apropiada, el especialista respondió que "Es una medida rara. El decreto no detalla razones concretas que justifiquen o aclaren el cambio, simplemente refiere a un reordenamiento."

 

Palabras prohibidas

 

Tribuna se comunicó con Nic.ar sobre las denuncias de censura de dominios que contengan palabras como las mencionadas anteriormente. Lejos de negar dichas afirmaciones, la entidad reconoció las críticas. "Hay ciertos dominios que no se pueden registrar porque figuran en una lista de palabras prohibidas", reconocieron desde el nuevo organismo.

"Por ejemplo, no podemos dar de alta dominios que contengan la palabra ‘AFIP' porque se trata de un órgano estatal y crearía confusión en la gente", añadieron desde nic.ar a este medio. Sin embargo, esta periodista insistió en preguntar sobre aquellos dominios rechazados que contenían la palabra "Cristina" o "Cámpora".

"Tuvimos el caso de una persona que quiso registrar el dominio LaCasaDeCristina.com.ar y fue rechazado por tratarse del nombre de la Presidenta. Cuando esta persona demostró en un nuevo trámite de aprobación de que se trataba del sitio web de un negocio local, procedimos a darle el alta."

"Pero no se trataba ni de ‘Cristina Fernández' ni de ‘Cristina Kirchner', ¿con solo tener el mismo nombre que la Presidenta basta para negar un dominio?", volvió a insistir quien escribe estas líneas. "Sí, porque se puede tratar de páginas que no son oficiales y que afecten la parte moral de la persona", respondieron desde la entidad.

Según las reglas que figuran en el sitio web de nic.ar, "NIC Argentina se encuentra facultada para revocar el registro de un nombre de dominio en caso que el mismo afecte los derechos subjetivos de un tercero". No obstante, no menciona si se puede rechazar un dominio por "daño moral presunto". Es decir, ¿cómo saber si todos los dominios solicitados que contengan la palabra "Cristina" -por más que se traten de la Presidenta- será creados con el objetivo de dañar su investidura moral? Entonces, por las dudas, nic.ar no lo aprueba.

Un trabajador de ese organismo que solía reportar allí hasta el cambio de área a Legal y Técnica, confió a TDP: "El titular de la Dirección Nacional del Registro de Dominios de Internet es, desde diciembre de 2011, Gustavo Guillermo Justich, quien es el responsable de las censuras. A mí me hizo echar él."

Desde la Dirección Nacional de Registro de Dominios de Internet aseguraron a este medio que en el sitio web de nic.ar figura el listado de "palabras prohibidas". Sin embargo no es así y, hasta el momento LaCasaDeCristina.com.ar no ha sido dada de alta.


Eliana Toro
Twitter: @toroeliana

 

Fuente: Tribuna de Periodistas

Buscar en el sitio Buscar en el sitio

Más notas

©2011 - www.resistenciahuemul.com.ar - Todos los derechos reservados