Home
Contacto

Acciones Sociales

Madres contra el Paco, desilusionadas con Sedronar

00:30 - Aseguran que le pidieron a Molina reunirse pero no fueron escuchadas. Teruel, secretario de Adicciones, las recibe hoy.

1 DE OCTUBRE DE 2014

Salta

Susana González está cansada. Pero sobre todo siente dolor. Su hijo tuvo una recaída y volvió a consumir paco. Se siente sola. Por eso ningún anuncio la consuela. Descree de los discursos oficiales, de los programas y de los centros de atención para adictos porque tantos años de lucha le demostraron que los resultados no llegan. Su caso no es el único, como Madre contra el Paco conoce otras historias, incluso tan duras como la de ella.

Pero la llegada a Salta de Juan Carlos Molina, sacerdote y funcionario de la Secretaría de Secretaría de Programación para la Prevención de la Drogadicción y Lucha contra el Narcotráfico (Sedronar), podía ser una oportunidad para llevar a nivel nacional el reclamo de la necesidad de una mejor asistencia para los jóvenes salteños que padecen adicciones. Ni ella ni las principales integrantes y fundadoras de Madres contra el Paco fueron convocadas para sentarse con Molina.

"Lo tuve que seguir después del acto para que nos escuche pero se tenía que ir. Y cuando habló en público no entendíamos nada. Lo que decía en su discurso no era lo que nos pasa a nosotras, ni lo que vemos", dijo Norma Santillán. Según relató Santillán, se comunicó en reiteradas oportunidades al celular de Molina pero no tuvo respuestas: "Quería hablar con él, contarle lo que nos pasa".

Durante su llegada, el funcionario participó de distintas actividades entre las que se encontraban la asunción de Martín Teruel como secretario de Adicciones y la visita al centro preventivo del barrio 17 de Octubre. Si bien el sacerdote recorrió centros de asistencia donde dialogó con adictos, las Madres remarcaron que no fueron escuchadas. Molina firmó además, un convenio con la Provincia para la construcción de dos casas educativas terapéuticas en Orán y en San Lorenzo.

Susana aseguró que desconoce los motivos por los que Molina "es inaccesible" y remarcó "no comparto lo que dice en los medios". "El piensa que los centros están en muy buen estado. No entiendo por qué habla con los funcionarios si las afectadas somos nosotras y nuestros hijos. Quien mejor que los afectados van a contarle lo que vivimos, que no es el mundo de colores que le pinta el Gobierno", dijo González. Agregó: "Cada vez hay mas vendedores de droga. Hasta en la plaza 9 de Julio venden". La situación de Anselma Ríos es casi idéntica a la que sufren Norma y Susana. Su hijo también es adicto y según su relato, el Estado le cerró la puerta muchas veces. Igual a la de Anselma es la historia de Anahí A. Su hermano tiene 12 años y es adicto a la pasta base. "Ninguna solución me dieron. Sufre de abstinencia muy grande. Se desespera. Nos dicen que por la edad nadie lo pueden recibir", contó. Su sobrino también es adicto. Estuvo en el Cepris tres meses y le dijeron que ya se tenía que ir.

El reconocimiento que alcanzaron las Madres contra el Paco a lo largo de los años se debe al conocimiento que tienen sobre la problemática de la adicción en los jóvenes y por la lucha contra la venta de droga que denuncian en la zona sur, donde vive la mayoría de ellas.

Fuente: El Tribuno

›› Sitios amigos

Buscar en el sitio Buscar en el sitio
Medios de comunicación Aeropuertos del mundo Códigos telefónicos Guía de colectivos Traductor Guía de Restaurantes
©2011 - www.resistenciahuemul.com.ar - Todos los derechos reservados