Resistencia Huemul
Contacto Suscripción

Seguridad e Inseguridad

Neuquén pide informes a la ministra Garré por la seguridad en la frontera

Jorge Antonio Salazar Oporto y Alexis Alfredo Corte Torres (Fotografias)

abril 12, 2012

By Hugo Morales
8

Neuquén.- El gobierno provincial marcó diferencias con su par nacional por la presunta existencia en su territorio de células terroristas extranjeras que no vacilaron hace poco más de un mes en asesinar a un agente del Estado provincial sin que el episodio haya merecido la mas pálida atención del gobierno de Cristina Kirchner a través del ministerio de Seguridad, la SIDE o la Cancillería. Las dos balas por la espalda que acabaron con la vida del sargento ayudante de la Policía del Neuquén, José Aigo, marcan un antes y un después en la interpretación de un problema que desde Buenos Aires se hace oídos sordos: la presencia en la zona de agentes extranjeros que operan para grupos terroristas internacionales como es \"vox populi\" entre empresarios y ganaderos del Interior neuquino, y, obviamente, conocidos por la Gendarmería, que tampoco ignora los procedimientos que, casi a diario, se hacen en Chile.

La diputada nacional Alicia Comelli, del gobernante partido Movimiento Popular Neuquino (MPN) que lidera el gobernador Jorge Sapag acaba de presentar en la Comisión de Seguridad de la Cámara Baja, un pedido de informes a la ministra Nilda Garré para que, institucionalmente, le explique al Congreso cuál es la política en materia de seguridad de fronteras. Comelli que representa la voz de Sapag en el Congreso, junto a su par Olga Guzmán y al senador Horacio Lores, formuló serías advertencias a Garré después de recorrer el límite fronterizo y comprobar el desmantelamiento que se ha producido en los controles de los pasos -habilitados o no- que existen a lo largo del límite entre la provincia del Neuquén y la región de la Araucanía en Chile. Precisamente este último lugar es donde se asientan varias comunidades Mapuches que albergan a elementos violentos con vinculaciones con las FARC Colombianas y la ETA española que atacan y llegan a matar a carabineros.

El pedido de informes de Comelli coincidió con declaraciones del propio Sapag donde reveló que los terroristas chilenos Jorge Antonio Salazar Oporto y Alexis Alfredo Corte Torres, pertenecientes al MIR-EGP (Movimiento de Izquierda Revolucionaria- Ejército Guerrillero de los Pobres) que mataron a Aigo \"están recibiendo algún tipo de colaboración de familiares y allegados (porque) aún están en la Argentina\" y ponderó los esfuerzos que viene haciendo la Policía del Neuquén para dar con el paradero de los asesinos prófugos. Sapag dijo que \"el trabajo de la Policía neuquina es muy valiente al ingresar a una zona de bosque cerrado, en un terreno escarpado, buscando a dos sujetos que se sabe que están armados\". Además, recalcó la colaboración de las comunidades mapuche Chiquilihuin, Aucapan y Costa de Malleo en la búsqueda de los sospechosos del crimen de Aigo. \"Hay que sacarse el sombrero\" ante ellos, dijo. Finalmente, sostuvo que la intención del gobierno y la justicia de Neuquén es \"detenerlos con vida para darles un juicio justo de cara a la sociedad\".

Aigo fue asesinado el pasado 7 de marzo cuando se aprestaba a requisar una camioneta marca japonesa, de color blanco que transportaba a los chilenos y al argentino Juan Marcos Fernández, hijo del intendente de San Martín de los Andes. Sin embargo, Fernández sostuvo ante el juez Joaquín Cosentino, fuertemente criticado por esta investigación judicial, que había sido contratado por Cortes Torres para un viaje desde el paraje Mallín Ahogado, en el sur de Río Negro -a 200 kilómetros de San Carlos de Bariloche- hasta el paraje Quillén, en el departamento de Aluminé, en el oeste de Neuquén y donde existen numerosos pasos fronterizos ilegales. El asesinato de Aigo ocurrió a las 4 de la madrugada en la ruta provincial 23 que une a Aluminé con Junín de los Andes y en la camioneta se encontraron 1.600 dólares americanos, 1.000 pesos argentinos y pasajes aéreos entre Caracas (Venezuela), Bolivia y Buenos Aires

Ayer, el diario La Segunda de Santiago de Chile publicó un informe que atribuye -sin identificar- a organismos de Inteligencia chilenos donde se asegura que el autor de los tiros que mataron al policía de Neuquén \"es uno de los líderes del MIR-EGP y que los prófugos al parecer pretendían cruzar la frontera en forma clandestina en un operativo de retorno o para llevar dinero para la organización\". También sostienen que los prófugos estarían implicados en varios crímenes más.

El diario chileno sostiene que \"Salazar Oporto (51) estuvo en la mira de la policía toda la primera mitad de los ‘90. Participó en la fundación del grupo subversivo MIR Ejército Guerrillero de los Pobres (MIR-EGP), el mismo que en 1997 atacó a una pareja de carabineros en Lontué (VII Región) dejándolos heridos de bala\". Apunta que \"desde esa fecha tiene una orden de detención vigente y se le había perdido todo rastro. Su nombre volvió a ser ahora blanco de las policías y los organismos de inteligencia... pero esta vez a nivel internacional\". El artículo dice que \"antecedentes de Inteligencia revelan que hoy Salazar Oporto es una de las cabezas del grupo como parte de la dirección nacional del MIR EGP junto a otros cuatro sujetos, y que este crimen (al igual que otros previos) confirma ‘la hipótesis de que en Argentina, sobre todo en esta región sureña, existe una red logística de apoyo al MIR-EGP donde se habrían instalado algunos de sus militantes\'\" (en comillas en el original).

\"Esta situación -relata el informe de Inteligencia publicado por La Segunda y reproducido por el sitio del diario local Río Negro- la confirman también los diversos allanamientos en Junín de los Andes (se refiere a los hechos en Mallín Ahogado, ordenados por el Juzgado de Junín), puesto que estarían apareciendo evidencias que indican que en esa región operan militantes ligados a fracciones del MIR-EGP junto al Frente Patriótico Manuel Rodríguez (escindidos desde fines de los ‘80)\". De hecho, señala \"La Segunda\", se cree que esta organización \"podría ser una iniciativa de varios ex miembros del MIR-EGP con el objeto de sobrevivir mientras permanecen prófugos y fuera de Chile\". Para ello, dice el documento, \"ha mantenido una estructura operativa especial que participa en redes subversivas regionales y opera en milicias internacionalistas\".

El informe alerta que \"el crimen no fue un hecho aislado ni fortuito. Según el documento de Inteligencia, ‘la orgánica denominada MIR-EGP o ‘MIR estructura Sur\' es la que estaría detrás de los hechos relacionados con el crimen del policía José Aigo. Al momento de los hechos, seguramente, estaban realizando alguna operación de retorno clandestino a Chile o un posible transporte de recursos económicos\". Advierte que \"en el marco de la urgencia política de proteger la vida de ‘sus compañeros\' prófugos en Argentina (otros miembros) podrían rearticular viejas redes de apoyo en Chile...\"

El informe detalla que el MIR-EGP nace cuando militantes del MIR históricos liderados por José Muñoz Alcoholado se opuso a su desarticulación. Era \"una organización política y militar\" con redes internacionales, que entre 1990 y 1996 realizó una serie de ataques explosivos, aunque desde 1996 a 2006 realizaron sólo acciones esporádicas. La más llamativa fue el asalto (diciembre 2004) a un Banco Estado en Loncoche y el atraco (junio 2005) a un INP (Instituto de Normalización Previsional) en Machalí que dejó cuatro muertos\".

En 1997 -luego del ataque a los carabineros en Lontué, que lo deja en calidad de prófugo- Salazar Oporto se habría instalado en Argentina, dice el texto. De hecho, uno de los detenidos por el atraco al INP declaró que Salazar Oporto dictaba clases de técnicas de supervivencia y manejo de armas de fuego en la zona limítrofe de Neuquén y las regiones del Bío Bío y La Araucanía. Respecto a Alexis Cortés (el otro prófugo), \"las pistas\" desde Chile indican que fue miembro del FPMR y que actuó en la sección norte, instalada en Coquimbo. Se le investigan viajes a Perú (1997 y 2005), Bolivia (2011), Venezuela (2003) y Panamá (2004).

En ese mismo sentido, dice que \"el MIR-EGP no operaba solo. Ya en los ‘90 realiza acciones conjuntas con el FPMR. La más grande, sin embargo, es la operación ‘Alondra\' en diciembre 2001, que consistió en el secuestro del publicista Washington Olivetto en Brasil. Allí también participaron miembros del Ejército de Liberación Nacional (ELN) de Colombia\".

\"Y aunque la operación terminó en un desastre y los principales líderes fueron detenidos -continúa-, hubo cuatro frentistas que lograron huir. También arrancó el mirista Cristián San Martín Morales, quien fue detenido en Chile en 2005 y a los pocos meses escapó de la cárcel de Temuco\". Según Inteligencia, cita el diario chileno, \"la dirección del MIR-EGP del 2007 -formada entre otros por Salazar Oporto- tenía una estrecha relación con San Martín Morales. Pero en esa cúpula también era clave Juan Moreno Venegas, porque él era el encargado de mantener relaciones con el ELN y los ayudistas en Argentina\".

\"No se descarta que este grupo haya participado en el asalto al banco Security (2007) donde resultó fallecido el cabo Luis Moyano (...) con el objeto de recaudar recursos para financiar a sus mismas organizaciones y sus principales cuadros políticos\", señala el informe. \"De hecho, el grupo estaba compuesto por un ex mirista y tres ex lautaristas: casi todos ellos ya fueron detenidos en Argentina\", recuerda.

Mientras esto se conoce y preocupa fuertemente en el Sur, en Buenos Aires, los organismos encargados de velar por la Seguridad Nacional miran para otro lado. Pareciera que no quieren darse cuenta que la muerte de un agente del Estado provincial, que es parte indisoluble del Estado Nacional, por agentes terroristas extranjeros, es un hecho gravísimo desde ese punto y desde la relación del país con Chile, cuyo ministro del Interior, Rodrigo Hazpinter acaba de tener expresiones muy duras por este aparente desinterés del Gobierno argentino en brindar información sobre chilenos vinculados a organizaciones terroristas como las mencionadas que descansan, planifican y se fortalecen en la Argentina para después atacar objetivos en ese país. Pero, ahora, parece que el conflicto también se extendió a este lado de la Frontera y de ahí, la reacción del gobierno neuquino.

 

Fuente: Informador Publico

Buscar en el sitio Buscar en el sitio

Más notas

©2011 - www.resistenciahuemul.com.ar - Todos los derechos reservados