Resistencia Huemul
Contacto Suscripción

Seguridad e Inseguridad

Poca vigilancia en autopistas urbanas

Menos controles, más secuestros. En una recorrida, LA NACION encontró sólo dos puestos en el polígono que forman Camino del Buen Ayre, Panamericana y Acceso Oeste

Por Gustavo Carabajal | LA NACION

Comentá9

Martes 20 de marzo de 2012

GENERAL PAZ Y AV. CRUZ. Un grupo de gendarmes realizaba un control vehicular.

Infografía: Puntos de seguridad en autopista

Más notas para entender este tema
En la General Paz los retenes se multiplican

Los puestos de control fijos y móviles en autopistas y vías rápidas se deben contar entre las necesarias herramientas de prevención de determinadas modalidades delictivas, como los secuestros exprés, que recrudecieron en las últimas semanas. En ese sentido, los accesos a la Capital y las principales rutas del área metropolitana son, hoy, zonas desguarecidas.

En una recorrida de LA NACION realizada en la noche del jueves pasado en el polígono conformado por el Acceso Oeste, el Camino del Buen Ayre, la Panamericana y la General Paz, la presencia policial fue poco menos que inexistente en las tres autopistas; en cambio, en la mayoría de las bajadas de la autovía de circunvalación porteña se vieron retenes tanto de la Policía Federal como de la Gendarmería.

Este cronista encontró presencia policial sólo en una de las 14 bajadas que hay en el Acceso Oeste entre General Paz y el Camino del Buen Ayre: en Martín Fierro, en el ingreso de Parque Leloir, partido de Ituzaingó, tres efectivos en un móvil y una moto de la policía bonaerense fueron los únicos uniformados que se vieron en esos 18 kilómetros.

A pesar de la reiteración de hechos en los que delincuentes obligan a las víctimas a ir a sus casas y pagar sus propios rescates -la nueva modalidad del secuestro exprés-, el Ministerio de Seguridad y Justicia bonaerense no reforzó los controles en los cruces de esas importantes autopistas.

Aunque el Ministerio de Seguridad de la Nación sí aumentó los controles en los cruces de la General Paz, eso no impidió que hace una semana el taxista Fabio Fabre fuera tomado cautivo en Palermo por dos delincuentes que lo llevaron hasta Lomas del Mirador -La Matanza-, donde lo mataron de un tiro.

La presencia de controles en los cruces de la Panamericana quizás hubiera impedido que los cuatro delincuentes que secuestraron al hijo de Angel "Baby" Etchecopar y a su novia en La Horqueta, San Isidro, llegaran hasta la casa del conductor de Radio 10, en La Calabria.

"Si bien es cierto que en los últimos meses cambiaron algunas características de los secuestros exprés, también es cierto que en muchos de esos hechos las víctimas fueron tomadas cautivas cuando esperaban a algún amigo en la puerta de una casa, o cuando se despedían de la novia. Por tal motivo, existen otras alternativas a la de designar controles en los cruces de las autopistas. Instalar cámaras de seguridad es una buena opción", explicó Martín López Perrando, secretario de Seguridad de Vicente López.

Para Héctor Muzzio, licenciado en Seguridad, profesor universitario y abogado, de poco sirve asignar policías a puestos fijos en las autopistas; en cambio, opinó, deben reforzarse los patrullajes con móviles para evitar los secuestros exprés.

"Los patrullajes deben ser dinámicos, con motos y móviles con tecnología que permita a los policías establecer, en tiempo real, si un auto que circula por la autopista es robado. En la General Paz o en algunos cruces de otras autopistas se pueden ver controles con dos o tres policías, con actitud para revisar los vehículos, pero carecen de apoyo de helicópteros, móviles o motos que les permitan seguir a un rodado en el que un grupo de delincuentes lleva a un secuestrado", explicó Muzzio.

En una zona donde no hay controles policiales, en el cruce del Acceso Oeste y Camino del Buen Ayre, una banda concretó hace cuatro meses un doble secuestro. Primero, tomaron cautivo a un hombre de 33 años, y mientras se dirigían a su casa interceptaron a otro automovilista; con la primera víctima en el baúl de una camioneta Ford EcoSport, cruzaron el Acceso Oeste, fueron a la casa del segundo rehén, en Merlo, le robaron objetos de valor y lo liberaron. De ahí se dirigieron a la casa de la primera víctima, en Moreno, de donde se llevaron electrodomésticos y dinero.

Al transitar los 23 kilómetros del Camino del Buen Ayre, los únicos uniformados hallados estaban en actitud pasiva dentro de un contenedor instalado por la comisaría de Bella Vista en la bajada de Gaspar Campos. Durante el trayecto entre el Acceso Oeste y la Panamericana no se vieron más policías bonaerenses.

El panorama se repitió al recorrer los 14 kilómetros de la Panamericana desde el Buen Ayre hasta la General Paz. Al pasar por alguna de las 10 bajadas y cruces, el único móvil de la policía bonaerense que se vio fue en el puente de Ugarte. Allí, dos efectivos de la policía bonaerense detuvieron su marcha para retirar comida de un restaurante.

 

Fuente: La Nacion

Buscar en el sitio Buscar en el sitio

Más notas

©2011 - www.resistenciahuemul.com.ar - Todos los derechos reservados