Resistencia Huemul
Contacto Suscripción

Seguridad e Inseguridad

La indiferencia oficial aún no mata al delito

POR MARCELO A. MORENO

19/09/12

Con el crimen de ayer suman 24 los policías asesinados por la delincuencia en lo que va del año. El teniente Máximo Canseco había acudido, con un compañero, a responder un pedido de auxilio de una familia de José C. Paz que estaba siendo asaltada en su casa.

Lo recibieron a balazos . Luego, escaparon.

A no muchas cuadras de allí, un chico de 17 años fue apuñalado hasta morir . El episodio fue confuso: no se sabe si fue una venganza, una pelea desigual o un intento de robo. Pero el resultado es fatal.

Anteayer un joven fue baleado luego de que le quitara el arma a un ladrón que intentaba una "entradera" en un edificio, cerca del monumento al Cid Campeador.

El domingo, bien entrada la tarde, en el único hospital público que hay en Moreno ingresaron dos pacientes: uno, con un balazo en una pierna; otro que murió desangrado luego de que lo acuchillaran. Al parecer vecinos, amigos y enemigos del primero, entraron en el hospital al que tomaron por campo de batalla . En el desquicio, hubo de todo: trompadas, patadas, aparecieron cuchillos y también un arma de fuego. Pacientes y médicos quedaron de rehenes del frenesí de una violencia inexplicable. Con toda razón, el personal del hospital luego se declaró en huelga.

Hubo un tiempo en que en la Argentina hospitales, escuelas y templos eran el refugio último, una frontera que las furias desatadas no osaban traspasar . No muy lejano pero, definitivamente, otro tiempo.

Según datos oficiales, en 2011, se registraron ocho situaciones de "extrema violencia hospitalaria" , definición tan flamante como peligrosa.

Ayer la ministra de Seguridad, Nilda Garré, se congratuló de que "no hay aumento del delito" en la Capital e incluso "la baja clara de algunos", cosa que atribuyó a "los resultados del operativo Cinturón Sur", que concreta su cartera.

Esa autolabanza es el solitario comentario por parte del gobierno nacional luego de estos hechos. Se entiende: está muy preocupado por el cacerolazo , planeando la manera de contrarrestarlo con alguna manifestación oficial. Y también, por la re reelección.

 

Fuente: Clarin

Buscar en el sitio Buscar en el sitio

Más notas

©2011 - www.resistenciahuemul.com.ar - Todos los derechos reservados