Resistencia Huemul
Contacto Suscripción

Economia y Finanzas

La Ciudad no prevé fondos para el subte

Incertidumbre

Viernes 21 de septiembre de 2012 | Publicado en edición impresa

Por Pablo Tomino | LA NACION

Twitter: @prtomino | Mail: ptomino@lanacion.com.ar | Ver perfil

Comentá87

Foto: LA NACION / Jeremias Prevosti

La crisis en el subte se profundiza: el gobierno porteño anunció que en su presupuesto para 2013 no prevé fondos para el funcionamiento de este servicio que transporta casi un millón de pasajeros cada día hábil. Y, como es de público conocimiento, el gobierno nacional, tampoco. Por esa razón, fuentes del sector especulaban ayer que, sin subsidios, la tarifa del boleto podría subir considerablemente, de los actuales $ 2,50 a un costo que oscilaría entre los $ 3,90 y los $ 5.

El ministro de Hacienda de la ciudad, Néstor Grindetti, explicó la decisión de no contemplar un gasto para el subte en que "la Ciudad está fuera del contrato de concesión de los subtes; no tenemos nada que nos obligue o nos permita incorporar algún tipo de fondo destinado a este servicio".

El anuncio de la Ciudad llega poco después de que la empresa concesionaria Metrovías le reclamó a la administración de Mauricio Macri el pago de $ 150 millones de pesos por subsidios al boleto adeudados desde el 3 de enero pasado, cuando se firmó el acta de traspaso que nunca se cumplió. El gobierno porteño no sólo desconoce esta deuda; directamente rechazó asumir el manejo del subte.

"Para que se incorpore una partida, previamente la Legislatura tendría que aprobar la transferencia, y eso nunca ocurrió. En el presupuesto no hay una partida presupuestaria prevista para el subte, porque nosotros no tenemos esa concesión y el concedente es el gobierno nacional, que dio la concesión a Metrovías", dijo Grindetti a LA NACION. Y agregó: "Creemos que el subte tiene que ser de la Ciudad. Si el gobierno nacional estuviese dispuesto a colaborar con las obras e inversiones necesarias, la Ciudad podría aceptarlos".

La primera propuesta del gobierno porteño, en enero pasado, para que el traspaso se concretase fue que la Nación le transfiriera 10.000 millones de pesos por inversiones en la red que nunca se hicieron, más otros $ 4000 millones para destinarlos a los gastos operativos del servicio. Desde la Casa Rosada lo rechazaron.

La segunda oferta de la mesa chica del macrismo fue menos ambiciosa, según confiaron varias fuentes: la Ciudad se habría ofrecido a absorber el gasto operativo del servicio siempre y cuando la Nación le cediera el 20% de los $ 10.000 millones ($ 2000 millones) y le firmara los avales para obtener un crédito y conseguir los $ 8000 millones de pesos restantes. Esta oferta aún no fue respondida. Y la tensión persiste.

En enero, cuando la Nación acordó en el acta de traspaso retirar el 50 por ciento del subsidio, el pasaje de $ 1,10 subió a $ 2,50 por el pedido de Macri para compensar el otro 50 por ciento con un aumento. Pero como desde entonces la cantidad de pasajeros bajó un 20%, Metrovías le reclama a la Ciudad 150 millones de pesos en virtud de que aquel aumento no alcanzó para cubrir los gastos que la concesionaria tiene para operar el servicio.

En ese sentido, consultado sobre si la Ciudad iba a aumentar el boleto en 2013 ante la falta de presupuesto previsto para el subte, el ministro Grindetti insistió, sin eufemismos: "Eso lo tendría que decidir el gobierno nacional. El que está obligado, por contrato, es el gobierno nacional".

En la Casa Rosada se encogieron de hombros. LA NACION intentó dialogar con el ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, pero no respondió a esta inquisitoria. Por lo bajo, algunos funcionarios insistieron en que "tarde o temprano Macri tendrá que hacerse cargo de los subtes ". Grindetti reveló que las conversaciones hoy están estancadas: "Actualmente, no hay ningún diálogo por la concesión del servicio", dijo el funcionario local.

El diputado porteño Rafael Gentili (Proyecto Sur) dijo: "Al retirar los fondos para el subte del presupuesto nacional y al negarse también el ministro de Hacienda de la ciudad a incluirlo en el suyo, en 2013 haremos nuestros viajes caminando. Si a esto sumamos las reiteradas avivadas del concesionario Metrovías para retirar formaciones, empeorar el servicio y el mantenimiento, corremos el riesgo de que no haya más subte en la ciudad".

Claro que el posible aumento de la tarifa es el gran tema para los usuarios. La incertidumbre rodea a la cuestión y lo único seguro es que ninguno de los posibles responsables asigna una partida presupuestaria al subsidio del pasaje. En agosto, en medio del conflicto que paralizó por 10 días consecutivos el servicio, Macri opinó que en las actuales condiciones de infraestructura la tarifa debería estar en "$ 5,50".

Fuentes del sector consideran que, sin los actuales subsidios al boleto que asumen en partes iguales la Nación y la Ciudad, la actual tarifa de $ 2,50 debería valer el doble. Pero por ahora todo son grandes especulaciones, ya que el subte, hoy por hoy, no tiene dueño.

Fallaron los frenos en un subte de la línea D

"Fallaron los frenos." Con estas palabras, el maquinista de una formación del subte de la línea D intentó calmar a los pasajeros cuando ayer, después de las 19.20, parte del primer vagón de un tren quedó fuera del andén en la estación Scalabrini Ortiz, camino a Congreso de Tucumán. Entonces, los pasajeros se asustaron cuando la puerta se abrió casi en las vías. "Tranquilos, fallaron los frenos y se pasó un poco de largo", dijo el maquinista, según contó Jeremías Prevosti, redactor de lanacion.com, a bordo del tren.

NÚMEROS

100%
de aumento
Según fuentes del sector, sin subsidio la tarifa de $ 2,50 costaría más de $5.

 

Fuente: La Nacion

Buscar en el sitio Buscar en el sitio

Más notas

©2011 - www.resistenciahuemul.com.ar - Todos los derechos reservados