Home
Contacto Suscripción

Historia Argentina

Belgrano se acordaba de los aborígenes ayer ignorados

21 de febrero de 2013

Salta

ROBUSTIANO PINEDO

Primer acto. Salta. Corren tiempos progresistas, revolucionarios. Las autoridades hablan a sus paisanos. El jefe dice unas palabras en castellano. Hace una pausa. La multitud en silencio. Luego, un compatriota aborigen traduce en varias lenguas para sus hermanos originarios. Terminan las palabras y una fuerza extraña emociona a la masa que se funde en una sola consigna. El jefe saluda hasta el último de sus compañeros que marchaban en filas para verle los ojos al que representa a su tierra, que es más grande si se la llama patria.

Segundo acto. Salta. Se levantan banderas de progresismo, todo es nacional y popular. Las autoridades hablan. La multitud está dividida. Abuchean contra tres representantes. Un jefe habla. Algunos silban. Las autoridades aplauden a las autoridades. No hay pausa. Nadie traduce en ninguna de las nueve lenguas que se hablan en esa tierra. Ni fueron invitados. Terminan las palabras y las autoridades se retiran. Después de 15 días de marcha a caballo algunos no llegan a saludarlas ¿Cuál de los dos actos se hizo hace 200 años? El primero. Belgrano leyó frente al Juramento a sus tropas del Ejército del Norte en castellano, quechua y aymara. Ayer visitaron El Tribuno representantes de algunas de la 19 comunidades de Rivadavia Banda Norte. "Da rabia. Pasaron 200 años y para algunos todavía no existimos. Pero vinimos. Hicimos presencia. Duele que no te inviten. Como aborigen, no ver ni un paisano en el palco es triste" dijo un concejal de Morillo en coincidencia con un grupo de caciques.

 

Fuente: El Tribuno

›› Sitios amigos

Buscar en el sitio Buscar en el sitio

Más notas

©2011 - www.resistenciahuemul.com.ar - Todos los derechos reservados