Resistencia Social III

Tucumán, capital de la resistencia al fraude

Tucumán, capital de la resistencia al fraude

Crédito: @AngelesMerchan

MARTES 25 DE AGOSTO 2015

Por: Silvia Mercado smercado@infobae.com

Los porteños ayer por la mañana ya empezaban a aceptar el 54/40 que había dado el escrutinio provisorio en Tucumán. Se podía ver en las redes sociales. Una consultora vinculada al candidato a gobernador oficialista, José Manzur, se había encargado de llamar a varios líderes de opinión para instalar la aceptación de ese conteo que, casualmente, daba exactamente igual a las encuestas que el FPV había distribuido previamente entre los medios.

Por esas horas, los tucumanos dormían un poco, buscaban reponer las energías de una jornada electoral inédita en la provincia, dominada por el caos, la violencia, el abuso del más fuerte, la falta de respeto del poder al que debería ser el momento más sagrado de la democracia, y el registro de todo lo que estaba pasando a través de las redes sociales.

Durante la tarde, en todo Tucumán, se fue cocinando la movilización de repudio al fraude que había empezado a convocarse en la misma noche del domingo. A las 20, la hora programada, la gente empezó a llegar con determinación a la Plaza Independencia. La policía dice que se juntaron 20 mil personas. La oposición asegura que fueron 30 mil. Las consignas eran claras: "se va a acabar, se va a acabar, esta manera de votar", "justicia para mi voto", "en Tucumán se respira dictadura". También se movilizó la población en Concepción y en Yerba Buena, en este último caso, frente a la casa del megamillonario Manzur.

El país se paralizó ante las imágenes de la multitud que reclamaba por transparencia electoral, una nueva agenda que recorre la sociedad hostigada por años de avance sobre las instituciones y sostenida a través de la información, las fotos y los microvideos distribuidos desde teléfonos de ciudadanos comunes, que transmitieron con su experiencia personal la angustia que invade a muchos: el hartazgo frente a un sistema cada vez más autoritario, capaz de hacer cualquier cosa para continuar en el poder.

Después vino la represión y la angustia. También la sorpresa porque la gente seguía allí, en los alrededores, como podía palparse en las redes. En efecto, cuando pudieron, no se fueron a las casas a dormir, sino que volvieron a la Plaza Independencia y continuaron pidiendo que se vuelva a votar, en una lección de resistencia notable, que debe tomarse de ejemplo.

Tucumán asombra. Muchos en Buenos Aires no saben qué está pasando. Buscan cerrar el caso, pasar a otro tema. Pero los tucumanos quieren que sigamos mirando hacia allá, donde se cuece la demanda por elecciones limpias, de respeto al voto, cualquiera sea. Y hoy volverán a movilizarse.

El gran cambio que se operó en el Jardín de la República fue la realización de una capacitación masiva que llegó a Tafí Viejo, Alderete, Ranchillos, Banda del Río Salí, Lules, Monteros, Famaillá, para que los ciudadanos pudieran fiscalizar la elección a gobernador. Entre las primarias nacionales del 9 de agosto, cuando el oficialismo volvió a ganar con una diferencia aplastante y las elecciones locales de este domingo 23 de agosto, solo hubo dos semanas, pero estuvieron dedicadas a formar esa red de fiscales en toda la provincia, inclusive en aquellos distritos donde el clientelismo es todo lo que se conoce de la política.

En efecto, entre el 9 y el 23 de agosto, la gran diferencia la hicieron los fiscales preparados para hacer respetar el voto popular. Parece poco. Pero es en ese caldo de gente común organizada para defender la democracia donde anidó la nueva agenda, inédita, a favor de la defensa de la democracia.

Es natural que los políticos tradicionales no comprendan de qué se trata esta nueva demanda. Buscan desprestigiarla, ningunearla, pero en Tucumán, tanto la UCR, como el PRO, el Frente Renovador, Libres del Sur y el Frente de Izquierda se expresaron enfáticamente a favor del respeto al voto. También, claro, el peronista disidente Domingo Amaya, candidato a vicegobernador por el Acuerdo del Bicentenario, acompañando en la fórmula al candidato a gobernador radical, el carismático José Cano. Se trata, como se ve, de una demanda transversal.

En el FPV tucumano hay quienes creen que porque desde el tribunal electoral se diga que la oposición ganó en San Miguel del Tucumán, Yerba Buena y Concepción, la población dejará de reclamar por una nueva votación o, por lo menos, por un nuevo escrutinio. "Difícil que el chancho chifle", le dijo a Infobae un peronista que se pasó a la oposición y está convencido de que la vocación democrática se volvió tan fuerte en Tucumán, que se transformó en una bandera política difícil de soslayar. Y agregó: "la protesta recién empezó, y nadie se va a calmar si no hay una respuesta a fondo a la nueva demanda de la gente".

Ver más:

,

,

Fuente: Infobae

›› Sitios amigos

Buscar en el sitio Buscar en el sitio
Medios de comunicación Aeropuertos del mundo Códigos telefónicos Guía de colectivos Traductor Guía de Restaurantes
©2011 - www.resistenciahuemul.com.ar - Todos los derechos reservados