Resistencia Huemul
Contacto Suscripción

Educacion y Cultura

Ingenio frente a las vacas flacas

Virginia Hernández | Madrid

Actualizado sábado 26/05/2012 12:35 horas

Cómo capean los malos tiempos los pequeños editores?
Libros bien hechos, buenas traducciones y ofrecer algo más, la clave

Siempre se dice que la crisis nos hace más ingeniosos, que somos capaces de descubrir soluciones donde antes ni las sospechábamos. Y si no hay para gastar en artículos que en un tiempo creíamos esenciales, otros objetos que se consideraban casi un capricho tienen que quedarse por fuerza en las tiendas. Los libros no son una excepción. Cada año las cifras de bajada de ventas son demoledoras (las últimas apuntan a entre un 10 y un 15%, aunque algunos editores hablan de casi un 20%) y las oportunidades de consumir el tiempo de ocio mayores (más canales de televisión, redes sociales, etc). ¿Qué están haciendo las personas que viven de ello? ¿Cómo se las apañan pequeños editores cuando ya ni los grandes grupos saben dónde está la pócima mágica?

"De lo que se trata es de volver al libro bien hecho", explica Enrique Redel, propietario de Impedimenta, que este año vuelve a compartir caseta en la Feria del Libro con sus compañeros de la agrupación Contexto. "Esta crisis está suponiendo una oportunidad para los editores de selección de hacer un libro mucho más bonito. Es el libro-objeto, más incluso de lo que hacíamos antes". Enrique ha visto cambios en estos últimos años. Nota que el lector busca temas más profundos (aunque sus mayores éxitos siguen siendo las comedias) y que las pequeñas editoriales están teniendo una mayor presencia en las librerías. "En España se está editando mejor que nunca. Tenemos que aprovechar el tirón de la alta calidad y enfocarnos al lector más literario. Si exponemos más en librerías es porque vendemos más, no nos podemos permitir exponer lo que sabemos que no vamos a vender".

"La crisis te permite ser más ingenioso", asegura Diego Moreno, de Nórdica. "Los pequeños editores cuidamos mucho el diseño y siempre publicamos los libros que consideramos esenciales. Los grandes grupos pueden publicar títulos menos importantes, pero nosotros no podemos acumular producción por los costes que tienen, así que tenemos que dar libros más potentes, de mayor calidad y conseguir más promoción". Diego insiste en que sólo funciona el desgaste, el esfuerzo personal, que el editor viaje y pueda llegar a sus lectores a través de las librerías y los medios de comunicación. "En Nórdica somos sólo dos personas y hemos conseguido aumentar la facturación con la crisis. Tenemos un lector muy fiel, no es el cliente de Carrefour que echa al carro un bestseller después de comprar las salchichas. Tenemos que pensar, pensar y pensar. Y estamos viajando mucho, la inversión es mucho mayor. Pero he descubierto que con el portátil se puede seguir trabajando se esté donde se esté".

De eso sabe mucho Emilio Sánchez Mediavilla, uno de los editores de Libros del K.O.. Su sello no puede comparar cifras precrisis-postcrisis porque salieron a la calle hace pocos meses, en septiembre de 2011. Están especializados en periodismo en profundidad y libros escritos por periodistas, y su presupuesto es muy pequeño. "La publicidad o la acción de marketing tradicional está fuera de nuestras manos. Por eso tienes que echarle ingenio". Su plan es que se hable de ellos. ¿Cómo? Emilio pone dos ejemplos. El pasado marzo se celebraba en Huesca en el Congreso de Periodismo Digital y él y sus socios intuían que, dado las circunstancias que atraviesa el sector de los medios de comunicación (EREs, bajadas de sueldo, aumento de paro), el clima sería de pesimismo extremo. Fueron a Ikea, compraron toallas pequeñas a 40 céntimos cada una y, junto a su logo y a la dirección de su página web, estamparon una frase: "Un periodista nunca tira la toalla". "Fue muy barato y a la gente le gustó mucho. Sabíamos que, por como está la profesión, en Huesca iba a haber un ambiente de dramatismo, por lo que queríamos llevar un mensaje divertido. Llegamos a los 300 asistentes, sólo con mi charla hubiera llegado como mucho a 100 personas".

La otra idea ha sido para promocionar 'Plomo en los bolsillos', de Ander Izagirre, un libro sobre el ciclismo de las grandes gestas, cuando participar en el Tour era un acto de heroísmo, y también sobre el deporte de la bicicleta en la actualidad. "Vamos a hacer una vuelta ciclista desde San Sebastián, que es donde vive Ander, hasta Madrid, a la Feria del Libro, del 4 al 9 de junio. En algunos momentos nos acompañará el ex ciclista donostiarra Peio Ruiz Cabestany". El autor corrió en categorías amateur y hará ese recorrido, al que han llamado 'El tour de plomo', por etapas. Por las tardes, presentará su libro en Logroño, Tolosa, Burgos... hará la etapa de la Bola del Mundo en Navacerrada, mítica de la Vuelta a España, habrá un pasacalles retro en la capital y el sábado por la tarde llegarán al Paseo de Coches del Retiro. "Requiere mucho esfuerzo personal y mucho trabajo diario. Pero estamos muy contentos con la imagen de marca que hemos conseguido en unos meses".

Javier Santillán, editor de Gadir, no es tan optimista. Su sello empezó en 2004 y quizá la experiencia le hace ver la situación desde otra perspectiva: "A todo el mundo le está yendo mal", afirma, y "las fórmulas están todas inventadas". La clave, opina, está en reducir los costes y las tiradas, aunque paradójicamente menos producción signifique que los gastos aumenten. "Hay que adecuar en número de títulos a lo que se puede vender y buscar la exportación. No es fácil. Nosotros trabajamos mucho en Latinoamérica y cada país y cada mercado son distintos", añade. Santillán indice en la necesidad de editar muy bien porque "hay que fidelidar al lector. Ellos saben que no les puedes fallar". Para ello, los títulos tienen que ser muy buenos, las ilustraciones también y las traducciones de una calidad excelente. "Nada es gratis pero el esfuerzo merece la pena. Alguien que se lee un libro no sólo está pagando el precio de ese libro sino que le tiene que dedicar mucho tiempo para leerlo y el tiempo es muy limitado para todos". En Gadir, han lanzado libros breves de clásicos, Historia y viajes que están logrando buenos resultados.

"Tienes que conseguir que esos libros sean necesarios para el lector", lanza Luis Solano, de Libros del Asteroide. "Ahora el editor tiene que echarle muchas horas, mucho tiempo, porque tiene que ser consciente de que el libro, además del problema del dinero, tiene que competir con otras formas de ocio: las películas, los paseos, la cerveza con los amigos... Yo antes de la crisis no era tan consciente de ello. La crisis afecta, por supuesto, pero también la falta de tiempo. Por eso tienes que decir cosas más significativas". También cuidar las relaciones personales, estar más encima del librero, del periodista porque, al fin y al cabo, serán los canales que conduzcan al lector: "El lector es insobornable. Y esto no es un yogur ni una coca-cola. A un libro le vas a dedicar mucho tiempo y los editores tenemos que trabajar más. El proceso es más artesanal que antes".

Sus propuestas para la Feria del Libro:

Enrique Redel (Impedimenta): 'La juguetería errante', de Edmun Crispin; 'Una oración por Kateřina Horovitzová', de es Arnošt Lustig; y 'Westwood', de Stella Gibbons.

Diego Moreno (Nórdica): 'La ciudad', de Frans Maserel; 'El viento comenzó a mecer la hierba', de Emily Dickinson; y 'El cielo desnudo', de Herbjørg Wassmo.

Emilio Sánchez Mediavilla (Libros del K.O.): 'Plomo en los bolsillos', de Ander Izagirre; 'Mata a tus ídolos', de Luc Sante; y 'Una cuestión de fe', de Enric González.

Javier Santillán (Gadir): 'Los cuentos italianos', de varios autores; 'Un amor', de Dino Buzzati; y 'Cuadernos de Serafino Gubbio operador', de Luigi Pirandello.

Luis Solano (Libros del Asteroide): 'Algún día este dolor te será útil', de Peter Cameron; y 'La vuelta a Europa en avión. Un pequeño burgués en la Rusia roja', de Manuel Chaves Nogales.

Feria del Libro de Madrid. Paseo de Coches de El Retiro. Hasta el 10 de junio. Horarios: De 11 a 14 y de 18 a 21.30 (laborables) y de 10.30 a 14.30 y de 17.00 a 21.30 (fines de semana y festivos) Más información

 

Fuente: El Mundo

Buscar en el sitio Buscar en el sitio

Más notas

©2011 - www.resistenciahuemul.com.ar - Todos los derechos reservados