Home
Contacto Suscripción

Educacion y Cultura

Emotivo adiós al padre de Clemente

El popular dibujante y humorista Carlos Loiseau dejó un legado imborrable entre los argentinos con sus personajes de historieta

Miércoles 09 de mayo de 2012 | Publicado en edición impresa

Comentá6

Más notas para entender este tema
Un gran observador de la realidad social

"Según los científicos va a yegar [sic] un día en que el universo va a morir", así parecía adivinar Clemente el destino de su creador y padre, Caloi, en la última tira publicada en Clarín. En la madrugada de ayer, cuando ya su criatura ilustrada viajaba a las manos de sus lectores, el popular dibujante y humorista falleció a los 63 años en el Instituto del Diagnóstico, luego de luchar varios años contra un cáncer.

La despedida de Carlos Loiseau, Caloi, un artista cuyas historias cruzaron la vida de miles de argentinos se realizó, anoche, en el Salón de los Pasos Perdidos del Congreso de la Nación.

Aunque había nacido en Salta el 9 de noviembre de 1948, su alma era porteña. Por eso, en 2009 la Legislatura porteña lo había declarado Ciudadano ilustre de la Ciudad por sus 43 años como artista.

El caricaturista comenzó a publicar en 1966 en la revista Tía Vicenta y desde 1968 dibujaba todos los días para la contratapa del diario Clarín. Su tira más famosa, "Clemente", comenzó a publicarse en 1973. También fue conductor del programa de televisión Caloi en su tinta, en Canal 7, desde 1990, donde se dedicó a mostrar la trayectoria de los animadores gráficos.

Además trabajó en las revistas Satiricón , Primera Plana y Siete Días y El Gráfico .

El jueves pasado, Caloi había concretado uno de sus sueños con el estreno del largometraje de animación Anima Buenos Aires, que le llevó más de cuatro años de trabajo y del que participó también el dibujante y amigo Carlos Nine. Por su grave estado de salud, no pudo asistir al estreno en el Festival de Cine Bafici.

Caloi estaba casado con María Verónica Ramírez, también artista, dibujante y pintora. Tenía cuatro hijos: Juan, más conocido como "Tute", también ilustrador gráfico, Matías, Aldana y Paula, todos herederos de una vasta cultura artística.

Clemente, su personaje más popular, era una especie de animal o ser amarillo sin brazos. Nadie puede decir con certeza si era un pájaro o un animal de dos patas, porque Caloi nunca lo definió.

Sin embargo, esta criatura extraña y entrañable no era el personaje principal de la caricatura con la que se hizo famoso hace 39 años.

La historia empezó llamándose "Bartolo" y el protagonista era un motorman de tranvía. Con el tiempo, un bicho que parecía un pájaro y se llamaba Clemente empezó a tomar protagonismo. Es así como la tira se llamó "Bartolo y Clemente", después "Clemente y Bartolo", hasta terminar solamente en "Clemente": Caloi supo seguir el crecimiento de sus personajes como pocos. Pero tan inesperado fue el destino de su historieta más importante, que el personaje que lo hizo convertirse en uno de los caricaturistas más importantes de la Argentina, era del equipo contrario: Clemente era de Boca hasta llegar a ser un emblema de este club, mientras Caloi era hincha fanático de River Plate.

Clemente era un personaje de barrio, que hablaba mal y le gustaba ir a la cancha. Muchos cantos de fútbol salieron de la tira del personaje, que fue un símbolo antagónico del Mundial de fútbol de 1978. Clemente incentivaba que se tiraran papelitos en ese mundial, mientras que la voz oficial del evento deportivo en plena dictadura, José María Muñoz, pedía que no se arrojaran.

Esa especie de animal llamado Clemente también era amante de las mujeres, de las que se recordará siempre a La Mulatona, de curvas pronunciadas y un poco exageradas. Fue nombrado Patrimonio Cultural de la Ciudad en 2004. En el mundial siguiente (1982) se agregaría otro personaje memorable, el hincha de Camerún.

Caloi seguía dibujando con la misma técnica de hace 40 años, la tinta y la acuarela. Por eso su mujer escaneaba sus dibujos y los enviaba al diario para su publicación.

Sus colegas lo recordaron durante todo el día de ayer con mucho cariño personal y admiración por su obra. La mayoría coincidió en considerar al artista como uno de los ilustradores gráficos más importantes de la Argentina, junto con personajes como Quino o Fontanarrosa. Todos reconocieron el excepcional trabajo del artista en Caloi en su tinta.

Para Carlos Nine, "Caloi se salió del estereotipo del humorista habitual, hacía una sátira que remarcaba las características culturales nuestras. Supo leer una idiosincrasia y devolverla como un espejo a quien lo leía en el diario. Yo en Clemente me reconocía como argentino", dijo el caricaturista y compañero en el último gran proyecto de Caloi, Anima Buenos Aires.

Nine contó que días atrás le hicieron un reportaje junto con la mujer de Caloi, María. "La entrevista se hizo en el Instituto del Diagnóstico, donde Caloi estaba internado, en un patio interno muy lindo. Yo estaba con María, cuando él se asomó desde la ventana de su habitación, y nos saludó. Esa fue la última vez que lo vi", recordó.

Una herencia de sonrisas

Horacio Altuna equiparó la muerte de Caloi con la de otro gigante del humor argentino, Roberto Fontanarrosa: "Pasa lo mismo que cuando murió Fontanarrosa; siempre vas a poder abrir sus libros y reírte. Dejar sonrisas es una herencia muy difícil de poder igualar".

El ilustrador gráfico Ricardo Siri, más conocido como "Liniers", lo recordó con mucha tristeza: "Se pierde un pedazo de tu infancia y tu adolescencia con la muerte de Caloi. La caricatura es como esa compañía constante, que está todos los días, te saluda y te dice una tontería que se le ocurrió. Muchas veces te acostumbrás y no te das cuenta de que está ahí, pero te acompaña todos los días".

Para el dibujante Marcelo Daniel Rudaeff, conocido como "Rudy", "Caloi le aportó al humorismo gráfico una mirada muy porteña y rea. Desde su espacio, podía generar cosas muy piolas como el espejito retrovisor que tenía Clemente cuando iba al psicoanalista, esa cosa de niño que jugaba con la idea de no te puedo mirar, pero te miro igual".

Por su parte, Hugo Alberto Díaz, "Huadi", destacó el trabajo de los comienzos de Caloi: "Me gustó muchísimo el Caloi del comienzo, cuando dibujaba en blanco y negro, cuando hacía chistes sueltos y dibujitos a pluma. Muchas páginas en la revista dominical de Clarín son realmente formidables, por las sutilezas y el manejo del absurdo llevado al extremo. Salvo Quino, no recuerdo que otro dibujante haya logrado llevar el absurdo en el humor a ese nivel".

"Más allá de todo lo que hizo con Clemente, desarrolló el interés en el dibujo animado. En su programa se conocieron públicamente cosas que nadie llegaría a darse cuenta, y que ahora están a disposición del público. Sino era por Caloi no se conocían de genios de la animación", destacó Alfredo Sabat.

Nik, cuyo nombre es Cristián Dzwonik, destacó las características de su personaje emblemático: "Yo creo que Clemente tiene un costado muy arrabalero. Tenía algo muy poético, que heredó Tute. No buscaba sólo el chiste, sino ir a la emoción. Creó una obra muy delicada y un personaje hipermasivo, ligado a las cosas más populares de la sociedad argentina".

CÁLIDOS MENSAJES EN LAS REDES SOCIALES

Caloi fue despedido por miles de personas que a través de las redes sociales Twitter y Facebook expresaron su dolor y su agradecimiento al creador de Clemente. Entre los trending topics (temas del día), Caloi figuró durante buena parte de la jornada primero en la lista. Las palabras "Clemente", "Carlos Loiseau" y "Camerún" estuvieron como temas sobresalientes, mientras que la frase "#FuerzaTute" cobró espacio entre los seguidores de su hijo, humorista gráfico que diariamente hace sonreír y reflexionar a los lectores de La Nacion.

Colegas de Caloi lo homenajearon cálidamente, y desde los espacios políticos también despidieron al dibujante. El sindicalista Julio Piumato escribió: "Clemente seguirá vivo! abrazo compañero lo vamos a extrañar!" y el ministro de Ambiente y Espacio Público porteño, Diego Santilli, puso: "Muy triste por la muerte de Caloi, riverplatense de alma y creador del escudo que conquistó el mundo".

El recuerdo de un grande

"Se pierde un pedazo de tu infancia y tu adolescencia con la muerte de Caloi. La caricatura es una compañía constante. Muchas veces no te das cuenta pero te acompaña todos los días."
LINIERS
HUMORISTA GRÁFICO

"En la casa del Negro Caloi, me hicieron peronista a la fuerza en una terraza, y no concebían que no me gustara el vino. Un artista."
ALFREDO CASERO
ACTOR

"Caloi fue un creador más en la larga cadena para embellecer nuestro arte popular. Su humor ha sido rebelde, melancólico, porteño, futbolero, hedonista y atorrante. "
MIGUEL REP
HUMORISTA GRÁFICO

"Caloi supo interpretar con agudeza y picardía el sentir popular y la identidad de los argentinos. Encontraba la forma de aguzar el ingenio para esquivarles el bulto a los censores de turno."
JORGE COSCIA
SECRETARIO DE CULTURA DE LA NACION

"Caloi forma parte de la cultura popular y quedará en la memoria. Siempre vas a poder abirir sus libros y reírte. Dejar sonrisas es una herencia muy difícil de poder superar. "
HORACIO ALTUNA
HUMORISTA GRÁFICO

"A través de Clemente, Caloi había establecido una complicidad con el argentino reo, con el tipo de barrio. Es la partida de un amigo más, se suma a la muerte de Fontanarrosa, de muchos."
CARLOS NINE
DIBUJANTE

 

Fuente: La Nacion

›› Sitios amigos

Buscar en el sitio Buscar en el sitio

Más notas

©2011 - www.resistenciahuemul.com.ar - Todos los derechos reservados