Resistencia Huemul
Contacto Suscripción

Vision de Lectores

'El regreso de la Fragata no es para regocijo'

CARTAS DE LECTORES

10/01/13

"El regreso de la Fragata no es para regocijo"
Dice Wikipedia que "la Fragata Libertad tiene como misión completar la formación profesional de los guardiamarinas de la Armada Argentina, contribuyendo al incremento de sus conocimientos marítimos e integrándolos a la vida en el mar. Asimismo contribuye a la política exterior representando a la República Argentina en los puertos en los que recala, donde difunde la realidad geográfica, cultural y productiva de su país. Por otro lado, fomenta las relaciones navales internacionales, estrechando los vínculos profesionales y de amistad con las armadas de otros países. En más de treinta y cinco viajes de instrucción que ha realizado, visitó 58 países y más de 400 puertos extranjeros."
Pero el regreso de este último viaje lamentablemente ya no constituye, como en ocasiones anteriores, un momento de regocijo y alegría por haber cumplido una nueva misión. Es un momento triste, de vergüenza como país por las circunstancias y causas de su detención. Está bien sentir el gozo de que esté nuevamente en casa, pero no es motivo de festejos delirantes ni de shows artísticos. Bueno hubiera sido un recibimiento con los acordes de una banda militar y el cariñoso recibimiento de sus familiares, como corresponde y como se hacía tradicionalmente. Pero el Gobierno muestra una vez más su bajeza con sus ya repetidos y arteros golpes demagógicos.
Leo E. Lardone

El kirchnerismo se apropió de la fiesta
Cuando se produjo la injusta retención de nuestra Fragata Libertad por parte de la justicia de Ghana, quedó a la vista la impericia, improvisación y la soberbia de desoir a quienes presagiaron la posibilidad de ese hecho tan doloroso para nuestro país.

Ahora, nuestra Fragata regresó al país y veremos, sin duda alguna, cómo, todos ellos, con la Presidente enarbolando la bandera de la independencia, la justicia, el patriotismo y varias adjetivaciones acordes, se subirán al carro triunfal de lo que realmente seguirá siendo para nuestra historia una página vergonzosa y humillante. Mientras tanto, los fuegos artificiales del momento, mantendrán en la penumbra a los responsables de lo sucedido. Pese a todos aquellos y aquellas que intervinieron entonces, me permito como ciudadano exclamar: ¡Bienvenida Fragata Libertad!, perdónanos.
Horacio Raúl Forni

No entiendo qué festeja el Gobierno con el regreso de la Fragata Libertad, teniendo en cuenta que fue embargada por deudas que mantiene la Argentina.

La autoridades nacionales deberían tener vergüenza en lugar de tomar esta situación como un festejo.
Ostenta Hugo Cantarelli

Con motivo de la fiesta en Mar del Plata, muchos estuvieron pensando en un reciclado aluvión zoológico en referencia a aquellas multitudinarias marchas de los años 40 sobre Plaza de Mayo. Pero existe una diferencia importante, aquellas fueron espontáneas, voluntarias, no programadas y mucho menos "llevadas".

Hoy nada es improvisado, nada es espontáneo, pero sí dentro de un marco cívico-militar; cantar presente y firmes para defender a "Cristina Capitana".
Osvaldo Magnetti

En el diccionario de la Real Academia se define la palabra "mitomanía" como la tendencia morbosa a desfigurar, engrandeciéndola, la realidad de lo que se dice. No hay palabra más justa aplicable a lo sucedido con la Fragata Libertad. Se ha pasado de un desinterés gravísimo por lo que podría pasar con ella en los primeros días de su detención, a hacer una fiesta que nadie comprende el motivo.

De un fracaso estrepitoso producto de la ineptitud y la falta de idoneidad han hecho un festejo desmedido, vulgar y fuera de lugar. Vaya a saber cuántos millones han gastado para trasladar a los aplaudidores de turno cuando el país vive momentos de crisis económica. No obstante, la Presidente y sus ministros han percibido la posibilidad de sacar rédito político, creen que esto les dará imagen positiva para el año electoral que se aproxima.

No se puede establecer como estrategia permanente el engaño, siempre hay un límite y seguramente este llegará.
Alejandro Olmedo Zumarán

La Fragata Libertad, después de haber estado retenida setenta y ocho días en Ghana por la impericia de quienes intervinieron en el conflicto, y aún más, por falta de precaución, está de vuelta en la Patria a la que representa con todos los honores.

¿Por qué en lugar de ser la Armada la organizadora lo hizo el señor Parrilli? ¿Por qué enviarla a Mar del Plata? El motivo que se adujo es casi ofensivo, ¿es la Fragata una atracción turística? ¿Es igual de accesible la Base Naval de esa ciudad? ¿No es un exceso la imagen de la señora Cristina con sus cabellos al viento nombrada con la leyenda Cristina Capitana? ¿Será la improvisación el método a aplicar sin remedio en nuestro futuro? Por último, y por sobre todo, y a pesar de todo, cálidos aplausos de bienvenida para nuestra nave insignia y a toda su tripulación.
Rosa de la Fuente

Como la situación general de nuestro país da mucho más para lamentos que para festejos, nuestro Gobierno trata de sacar provecho de la Fragata Libertad, cuyo embargo en Ghana fue, más que nada, lastimoso e indigno para nuestra Nación.

No hubo nada que festejar, más allá del reconocimiento que se le debe a los marinos que estuvieron a cargo de su custodia mientras duró el embargo, por lo que debiera ser sólo un acto de la Armada Argentina.
Alberto Pintos Morel

La Presidenta de la Nación, con el avión presidencial, no toca aeropuertos que ella sabe muy bien que podemos tener conflictos, ahora, ¿cómo no advirtieron o ordenaron al comandante de la Fragata Libertad que no atraque el buque en Ghana?

La vergüenza que pasó la tripulación por ser marinos argentinos y su país, no cumplir con los compromisos económicos contraídos que es totalmente ajena a la Fragata, da realmente vergüenza. Yo pienso que solamente por vergüenza a la Armada, la Presidente no debería haber agasajado ni festejado por lo que pasaron nuestros marinos, y tampoco adjudicarse ningún triunfo. Los únicos que se llevan la mejor parte son el personal militar del buque. Gracias, queridos marinos argentinos, todos los honores son de ustedes por traerla nuevamente con su Bandera Argentina flameando en el lugar mas alto del buque. ¡Viva la Armada Argentina!", y un reconocimiento especial a la tripulación.
Guillermo Ledezma

Fuente: Clarin

›› Sitios amigos

Buscar en el sitio Buscar en el sitio

Más notas

©2011 - www.resistenciahuemul.com.ar - Todos los derechos reservados