Resistencia Huemul
Contacto Suscripción

Vision de Lectores

'Tengo 46 años y necesito un trabajo digno'

CARTAS DE LECTORES

04/01/13

"Tengo 46 años y necesito un trabajo digno"
Me llamo Mónica, como podría ser, Juana o Margarita, o cualquier otra. Pero mi historia, creo, es común a varias de mi generación. Tengo 46 años, nací en una familia clase media (existía), me crié sabiendo que para tener algo había que "laburar". Me enseñaron que los sábados tenía salidas si yo me generaba el costo de las mismas.
Hoy, todo cambió, a mi edad ya soy una "vieja" o "veterana" para conseguir un trabajo que me permita vivir de ello dignamente, y ya obviamente decir que soy madre de un adolescente que va a la escuela media, es una mala palabra: es "obsceno" decir que soy sola para mantener a mi hijo y una casa. Es "problemático".
Apelo a este medio, entonces, para pedir, si es que todavía queda persona o empresa que entienda lo que es dar "trabajo digno" a una madre, que sólo pretende llevar adelante un hijo adolescente y a su casa. Yo no quiero planes sociales ni quiero ser una rehén más de punteros políticos. Yo sólo quiero y pretendo un trabajo digno.
Mónica Leirado

Una mirada y el deseo para el año que comienza
Con mayores o menores expectativas comenzamos un nuevo año. Los argentinos, con casi un clima tropical, disfrutamos del fresco de la noche.

En el otro lado del planeta, el frío y la nieve los acurrucó cerca del calor del hogar. Los italianos hicieron honor a la "Notte di Capodanno", y aunque fueron tan sólo unas cucharadas las lentejas, les asegurarán un año de bonanza. Para los españoles, las 12 uvas representaron cada uno de los meses del año, y con cada una que se apure vendrá la felicidad. Nosotros somos familieros, y aunque hubiera diferencias, todas se soslayan porque fue Año Nuevo y debemos ser felices. En Rusia pasó el "Abuelo del hielo" trayendo la alegría a los niños, ellos son nuestro espejo del paso ineludible del tiempo.

Que reine la paz y el amor, y que comprendamos la riqueza geográfica que nos tocó en suerte y podamos obtener lo mejor con trabajo, honestidad y esfuerzo.
Rosa de la Fuente

La "Libertad" surca los mares desde 1963
Mucho se habló de la Fragata ARA "Libertad" retenida en Ghana, y recién nos estamos enterando que la misma lleva una larga vida entre nosotros, habiendo sido siempre una excelente embajadora de nuestro país. Construida en los Astilleros Navales de Río Santiago, fue botada el 30 de mayo de 1956 para reemplazar a la Fragata "Sarmiento" como buque de Instrucción. Su mascarón de proa, tallado por el artista gallego residente en Mar del Plata, Don Carlos García González, se inspiró en su esposa para su trabajo. La que hicieron con anterioridad era de bronce y "miraba" para abajo. El artista, a sus 89 años, expresó: "La mujer mira la proa custodiando el buque durante el derrotero por los mares del mundo".

El viaje inaugural con los Cadetes de la Escuela Naval se inició en junio de 1963, siendo presidente de la Nación (a cargo) el doctor José M. Guido. Cuando regresaron, recibieron sus espadas de manos del presidente Don Arturo Illia.
Mercedes Campos

Una pregunta para el Servicio Meteorológico
Antes, un locutor leía cuatro líneas y nos informaba sobre lo que iba a suceder con el tiempo con una anticipación de 48 o 72 horas. A veces, un ingeniero desde Mendoza, con sólo mirar las nubes nos anticipaba el clima una semana antes. Hoy, ¿qué pasa con los pronosticadores del tiempo?

Ahora es una carrera universitaria, hay radares y te muestran mapas verdes, amarillos, azules, ojo con el rojo. Te quieren enseñar cómo se desplazan los ciclones, los vientos, cómo se forma una tormenta, que el cambio climático, que el agujero de Ozono, que La Niña, que El Niño. Me acuerdo de la famosa "pedrada" que nadie anticipó, y desde ese entonces la mayoría de los pronósticos dicen "posible caída de granizo". Este fin de año no teníamos que armar reuniones al aire libre por la tormenta, la posible caída de granizo, los fuertes vientos. ¿Qué pasó? Refrescó en Capital. Tuve que regar todas mis plantas porque la "tormenta" sólo alcanzó para ensuciar.
Miguel Baldassarre

Marginalidad y delito, cóctel social explosivo
Es innegable que los factores que han influido en aquellas personas que delinquen son la exclusión del sistema, la ruptura del vínculo familiar, la deserción escolar, el desempleo, el escaso acceso a un desarrollo personal. Hoy se vislumbra una ausencia de integración: familia, escuela y trabajo. Acá radica el problema de la descomposición social de características irreversibles en numerosos casos. Y esa descomposición social a veces resulta ser el disparador de los actos delictivos. También preocupa el creciente consumo de drogas y alcohol, tal vez para escapar de la triste realidad que atraviesan ciertos sectores de la población.

El mayor problema social es la falta de contención familiar, escolarización e inserción laboral.
Marcelo Malvestitti

Para conocer mejor las historias de pulperías
Escribo por un artículo publicado en la revista de Clarín sobre las pulperías. Y quisiera transmitir algunos desacuerdos que anoté sobre el mismo.

No hace falta ese "rescate de la pulpería", hay suficientes autores que se han ocupado del tema. El origen del nombre surge de la bebida llamada "pulque", de México y luego difundida en Sudamérica. También se confunde "la pulpería" con las denominadas "esquinas de campo". No era lo mismo, aunque sus características y actividades fueran similares. Lo del caballito que dio el nombre a un barrio no se originó en un adorno sobre el mostrador, sino en una silueta de un caballito de latón que tenía la veleta de la pulpería. Hoy está en el Museo de Luján.

Entre la bibliografía existente merece consultarse "El puestero", de Faustino Huarte, y más actual "Pulperías esquinas y almacenes de campo en la campaña bonaerense", de Carlos Antonio Moncaut.
Edgardo Hauri

Fuente: Clarin

›› Sitios amigos

Buscar en el sitio Buscar en el sitio

Más notas

©2011 - www.resistenciahuemul.com.ar - Todos los derechos reservados