Home
Contacto

Educacion II

Habilidades para el siglo XXI, un camino que empieza en el aula

Habilidades para el siglo XXI, un camino que empieza en el aula

Hay un solo camino, la educación. Entrega 29 de 30: conocimiento y desarrollo. Crece la demanda de técnicos en el país, pero faltan candidatos. El desafío de escuchar más al sector productivo.

Saberes técnicos. Las empresas reclaman más y mejor formación.

28/09/16

Por Rafael Otegui

El trabajo ya no es lo que era. Los continuos avances tecnológicos están generando cambios profundos en el mundo productivo y muchos expertos hablan del surgimiento de una nueva economía, la economía del conocimiento, aquella en la que los bienes intangibles superan en valor a los tangibles. Hoy más que nunca, sostienen, saber y desarrollo van de la mano.

Mirá también: La escuela debe tender puentes hacia el futuro

En este contexto, la demanda de talento técnico calificado es cada vez mayor en nuestro país. Según el estudio Demanda de Capacidades 2020 elaborado este año por el Instituto Nacional de Educación Tecnológica (INET), el 80% de los empleos requieren hoy algún uso de tecnología. Pero mientras la demanda crece, la oferta no avanza al mismo ritmo: de acuerdo con el mismo relevamiento, más de la mitad de las empresas argentinas enfrenta dificultades a la hora de contratar perfiles técnicos.

“De las 879 firmas relevadas en todo el país, el 69% buscó incorporar personal técnico en los últimos 12 meses y, de ese total, el 51% tuvo inconvenientes para cubrir el puesto por falta de competencia técnicas de los postulantes o ausencia de candidatos”, detalla el informe del INET. En el ranking de los sectores con más dificultades para sumar personal técnico figuran: el metalúrgico, el metalmecánico, el textil, el del software, el de las telecomunicaciones, el de la salud y el energético.

Mirá también: Cuidar el capital mental, clave para el desarrollo

La escasez de personal calificado, que impacta directamente en la competitividad de las empresas, pone en evidencia el débil vínculo entre el sistema educativo y el sector productivo. “Nuestro país parte de una realidad muy compleja. Hoy, de las 19 millones de personas de entre 18 y 65 años que trabajan, menos del 20% tiene título universitario y casi 8 millones no terminaron el secundario”, remarca Gabriel Sánchez Zinny, director ejecutivo del INET. Frente a esto, agrega, es preciso garantizar una oferta educativa permanente basada en competencias, que surja del diálogo fluido entre la escuela y el mundo del trabajo.

Mirá también: Argentina, atrasada en condiciones laborales y formación de directores

La socióloga Inés Aguerrondo coincide con el diagnóstico de Sánchez Zinny y sostiene que esta premisa debe trasladarse a todos los niveles educativos. “La escuela del siglo XIX, cuyo objetivo era alfabetizar a la niñez dentro del aula, quedó obsoleta. Hoy el mundo pide aprendizajes a lo largo de toda la vida y más allá de la escuela. Ya no se trata sólo de aprender a leer y escribir, sino de incorporar nuevas habilidades de pensamiento, nuevas competencias para el siglo XXI”, dice. Y concluye: “Necesitamos actualizar la mirada del Estado y alentar un nuevo modelo de país basado en el conocimiento”.

Fuente: Clarin

›› Sitios amigos

Buscar en el sitio Buscar en el sitio
Medios de comunicación Aeropuertos del mundo Códigos telefónicos Guía de colectivos Traductor Guía de Restaurantes
©2011 - www.resistenciahuemul.com.ar - Todos los derechos reservados