Teatro

La divina tragedia del INT: punto de vista sobre la crisis del Instituto Nacional del Teatro

La divina tragedia del INT: punto de vista sobre la crisis del Instituto Nacional del Teatro

Al cierre de su gestión en el Instituto Nacional del Teatro, el hijo de Teresa Parodi enfrenta cuestionamientos de todo el país. El teatro argentino vive un momento crítico.

ESCENA 29/11/2015 13:33

1

El presupuesto del año 2015 que el Instituto Nacional del Teatro (INT) tenía para Córdoba fue ejecutado en apenas un 17 por ciento, y a días de cerrar la actual gestión, todo es incertidumbre a lo largo y a lo ancho del país. No se pagaron obras, premios, becas, jurados; se suspendieron fiestas provinciales porque no se giraron los fondos acordados; se desconocen los convenios aprobados desde el mes de marzo hasta ahora, y hay una interna que divide a Buenos Aires y el director designado por la Nación con los consejeros del resto del país.

En este contexto, sería un milagro pensar que el acuerdo suscripto entre el organismo nacional y la Municipalidad de Córdoba para poner en marcha el Centro Cultural Alta Córdoba siga en pie, y lleguen los cuatro millones prometidos... que ya valen mucho menos que cuando se prometieron. Pero hay temas aún más urgentes por resolver.

Excepto Buenos Aires, los representantes de 23 provincias argentinas en el INT (siempre considerado el más federal de los organismos culturales, por su conformación y su forma de decisión) se reunieron en Carlos Paz esta semana, autoconvocados para reclamar al director ejecutivo Guillermo Parodi (hijo de la ministra de Cultura Teresa Parodi) "por la grave situación política e institucional del INT".

Pese a que muchos se sienten cercanos a las políticas del gobierno saliente, todos cuestionan "el accionar manifiestamente arbitrario e ilegítimo que el director ejecutivo Guillermo Parodi está llevando adelante en plena transición gubernamental, a través del dictado de resoluciones que afectan la ejecución presupuestaria e institucionalidad".

Mónica Carbone, con mandato por Córdoba hasta 2017, coincide con que la situación es alarmante, no únicamente por saber dónde está el dinero que se adeuda de este año sino por el futuro del INT, que desde su creación -en el ocaso del menemismo- fue clave para el desarrollo de la actividad en todas las latitudes de la Argentina.

La reunión en Carlos Paz tuvo por eje rechazar las últimas resoluciones que atentan contra la ejecución presupuestaria -subsidios, becas, aportes, estímulos, planes y eventos- y "que afectan de manera directa o indirecta a teatristas, grupos, salas, asociaciones u O.N.G, público y en definitiva a toda la comunidad". Los hechos más concretos se vieron horas más tarde, con la suspensión de la Fiesta Provincial de Teatro en Tucumán (a la que no se le giró ni uno solo de los 120 mil pesos acordados), como antes ocurrió en San Juan.

Los cañones apuntan al "dudoso accionar de Parodi", que desde mediados de este año peleó por obtener superpoderes dentro del INT para tomar decisiones de modo unilateral, contra la corriente de su historia: las decisiones siempre correspondieron a la mayoría del Consejo de Dirección, lo que garantizó la transparencia y el accionar democrático y federal.

Cuando comenzaron las diferencias con los representantes de las provincias (que se pueden leer en las actas publicadas en la página del instituto, Parodi desoyó los mandatos del INT y sus organismos de control y buscó inmediatamente apoyo en el Ministerio de Cultura (donde está su madre), que finalmente consiguió. A Teresa Parodi se la cuestionó por llevar en septiembre a la Semana del Teatro Argentino de la Expo Milán 2015 una obra de su hijo, supuestamente seleccionada por el Instituto.

Carbone aseguró que se encuentran en estado de alerta, y que aún no se comunicaron con las autoridades que desde el 10 de diciembre conducirán el Ministerio de Cultura y el resto de los organismos. Sí dijo que lucharán en todo el país "para recuperar el normal funcionamiento del Instituto Nacional del Teatro en defensa del espíritu federal y colectivo".

¿Sorpresas?

Es extraño que esta situación haya explotado a días de entregar el mandato a un nuevo gobierno. Tanto o más extraño es que Parodi haya pedido, una semana después de la primera vuelta en las elecciones, que el Consejo de Dirección le apruebe una partida presupuestaria de 56 millones de pesos para la puesta en valor de la sede central del Instituto. Más todavía: 72 horas antes de la segunda vuelta electoral, se publicó en la página oficial del organismo el llamado a concurso para cubrir 106 cargos de la planta permanente.

Cuando anunció la creación del festival teatral de Villa María, Parodi se refirió sobre las demoras en los pagos a VOS: "Los retrasos que existen tienen que ver con el modo como recibimos el flujo de dinero, que tiene que ver con controles. Nuestra maquinaria está aceitada y trabaja, más allá de las discusiones que puede haber, sanamente. Y lo digo con alegría, respecto a algunas miradas que existen en el Consejo de Dirección. Estamos al día. Es lo normal".

Se terminan el año y las gestiones de Parodi hijo y Parodi madre, y la comunidad teatral argentina está preocupada y sin respuestas. Lo que alguna vez fuera un ejemplo de federalismo, hoy es un instituto dividido por disputas de poder y desmanejos de los fondos públicos.

El teatro vive su propio drama, con final incierto.

Fuente: Vos-La Voz

›› Sitios amigos

Buscar en el sitio Buscar en el sitio
Medios de comunicación Aeropuertos del mundo Códigos telefónicos Guía de colectivos Traductor Guía de Restaurantes
©2011 - www.resistenciahuemul.com.ar - Todos los derechos reservados