Home
Contacto

Vision de Lectores II

'Nos roban la educación, la posibilidad de ser libres'

17/09/14

Año tras año, los docentes festejamos nuestro día con la esperanza de que la educación mejore. Y lejos de que esto ocurra, hoy, a modo de “regalito”, nos encontramos con las novedades acerca de las modificaciones que se planean para 2015 a nivel educativo en la provincia de Buenos Aires.

Por más que intento no puedo comprender. Es absurdo lo que proponen, es una falta de respeto a nuestra profesión y a quienes hacemos de ella una vocación.

¿Dónde quedó la educación de nuestros padres, sin ir tan lejos, la nuestra? ¿Dónde quedó el premio al esfuerzo, la búsqueda por superarse, el criterio de responsabilidad?

En qué pensaron todos estos burócratas a la hora de determinar todas estas modificaciones ridículas. José Miguel Ramos Arizpe, sacerdote y político mexicano, dijo: “La educación es uno de los derechos de todo pueblo ilustrado, y sólo los déspotas y tiranos sostienen la ignorancia de la gente, para más fácilmente, abusar de sus derechos”. Estoy convencida de que buscan que el pueblo argentino quede sumido en la ignorancia, para poder hacer de sus ciudadanos marionetas sin capacidad para pensar y discernir sobre los que nos conviene o no como sociedad.

Hablan de no estigmatizar a los niños con calificaciones bajas. ¿Acaso no los estigmatizan convirtiéndolos en alumnos que sólo pasarán de grado por su edad biológica? Imagino que ir a la escuela será como realizar un tour turístico, sin exigencias, sin tiempo y en muchos casos, la escuela será sólo un comedor. Depósitos, eso serán las escuelas; meros depósitos de estudiantes, avalados por la Dirección General de Educación Bonaerense.

Todos estos niños, víctimas de un sistema, que lejos de facilitarles la escolaridad los está empujando al fracaso, serán los hombres que algún día llevarán las riendas de nuestro país y se desarrollarán en profesiones con la misma mediocridad con la que fueron “¿educados?”.

A todos los que integran el grupo de estas medidas descabelladas, les pregunto: ¿No tienen hijos o nietos? Ojalá el día de mañana puedan mirarlos a los ojos y tengan agallas para hacerse responsables del país que les legaron. Un país en ruinas, en el que sólo se benefician unos pocos. Nos están robando la posibilidad de ser libres. Nos están robando la educación.

María Gabriela Sirignano
DOCENTE

Una ironía acerca del Central Park argentino
No se de qué se quejan los gorilas, los medios hegemónicos y la “corpo”, tenemos un Hollywood argentino funcionando hace dos años en la Isla Demarchi, ahora vamos a tener en ese lugar un Central Park, y podemos ir y venir hasta ese lugar en el tren bala. Y lo bueno de este edificio es que, desde su terraza, se podrán ver trabajando a full las cosechadoras argentinas que exportamos a Angola, otro maravilloso anuncio de la “década ganada”. Ahh y también se podrán ver todas las viviendas construidas gracias al plan Sueños Compartidos, de Hebe de Bonafini y Pablo Shocklender.

Norberto Landerreche

Los sin techo de la avenida Santa Fe
Algunos consideran públicamente que vivir en una villa de emergencia es un signo evidente de progreso y avance de nuestra sociedad. Por supuesto, compartimos en todo esa opinión y queremos ampliar ese concepto. Es que hay hoy una manera aún más saludable y moderna de vivir. Una manera que ha surgido tras diez años de una política oficial de profunda inclusión social. Se da en todo el país, pero muy especialmente, en la tradicional avenida Santa Fe. Reservada antiguamente para una selecta clase alta terrateniente, hoy es domicilio de cientos de argentinos que han logrado trasladarse en familia a lo largo y ancho de su coqueto recorrido. Y, lo que es aún más avanzado, han logrado trabajar en el mismo lugar en el que viven.

Sólo deben estirar el brazo al amanecer y correr unos pocos centímetros su viejo tachito. Estos hombres, mujeres y chicos, tienen la posibilidad de comer siempre afuera y, a veces, hasta en dos oportunidades por día. Son los argentinos del futuro. Argentinos que, afortunadamente, no tienen cómo escuchar el relato oficial.

Alberto Sáenz

La desesperanza, gran mal de la Argentina
Ante la oleada de comentarios sobre el tsunami de violencia que domina todo el territorio argentino, estoy sorprendido porque no se menciona lo que para mí constituye el verdadero detonante de todo: la desesperanza. Y ella se ha instalado con esta fuerza hace cincuenta años, acentuándose en los últimos veinte.

El punto del agravamiento se refleja en el desarrollo de las organizaciones mafiosas, que empiezan a pisar fuerte a partir de fines de 1988, cuando el narcotráfico entró definitivamente para quedarse y con dólares suficientes como para pagar campañas políticas de todos los niveles. Repito: desesperanza. Y también se suman la indigencia creciente; las extrañas repartijas de subsidios y la suma de negocios y “’posibilidades”’ sólo para la “’famiglia”, parientes y amigos. ¿Entonces cómo evitar que se construya una “Argentina” (delictiva) dentro de la República Argentina? La solución no es ningún secreto: está en nuestra Constitución, biblia nacional que los jueces y los argentinos reflexivos conocen muy bien.

Francisco Loiácono

Cobros indebidos de las empresas de servicios
Analicemos un dicho: “El que no llora no mama y el que no afana, es un gil”. Afanar, significa robar, apoderarse de lo ajeno, etc. Y gil se refiere a una persona tonta, lela, estúpida y otras similares. Entonces, ciertas empresas, no desean que se las tomen con esos conceptos y se afanan, por no parecerlo. Por eso, amparadas en la inercia y/o abulia de la AFIP se apoderan de dineros de los usuarios. Por tratarse de empresas monopólicas, pocos se preguntan si están bien las facturas. Y ahí se aprovechan de nuestra ingenuidad, y nos cobran cargos indebidos. Como descargo, dado que el Estado les “maneja” las tarifas, de algún lado deben “rascar” unos pesos extra. Y así vivimos, unos robando a los más, ¿con la venia del Estado? No, pero sí de los políticos.

Juan R. Bell

Fuente: Clarín

›› Sitios amigos

Buscar en el sitio Buscar en el sitio
Medios de comunicación Aeropuertos del mundo Códigos telefónicos Guía de colectivos Traductor Guía de Restaurantes
©2011 - www.resistenciahuemul.com.ar - Todos los derechos reservados