Resistencia Huemul
Contacto Suscripción

Corrupción

El juez Lijo rechazó sumar una tercera causa contra Boudou

Mantiene las investigaciones de Ciccone y de enriquecimiento ilícito

06/06/12

El juez federal Ariel Lijo rechazó ayer acumular una nueva denuncia penal contra el vicepresidente Amado Boudou a los expedientes en los que se lo investiga por presunto tráfico de influencias en la ex Ciccone Calcográfica y por supuesto enriquecimiento ilícito.

Se trata de la denuncia que el año pasado presentó el diputado nacional Claudio Lozano contra Boudou por presuntas irregularidades en el manejo del Fondo de Garantía de Sustentabilidad de la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES) y de las acciones que lo integraban.

La jueza María Servini de Cubría tenía la causa pero la remitió por conexidad a Lijo, quien rechazó el planteo al considerar que el hecho no tiene relación con las investigaciones que encara contra Boudou.

Ahora Servini deberá volver a opinar, y si insiste en su postura será la Cámara Federal la que resolverá cuál de los dos jueces debe entender en el expediente.

Por el caso del fondo de la ANSES, Boudou fue denunciado por la falta de 4.200 millones de pesos y de comprar acciones de compañías que estaban relacionadas a funcionarios del Ministerio de Economía.

Lijo fue sorteado por intervenir en la causa por los presuntos delitos cometidos por la ex Ciccone Calcográfica por los que está siendo investigado Boudou, luego de que fuera apartado el juez Daniel Rafecas.

El nuevo magistrado también tenía una denuncia por presunto enriquecimiento ilícito y acumuló ambas causas. Esta jugada significó sacar al fiscal Carlos Rívolo -el motor de la investigación inicial por el caso Ciccone- de la causa que más preocupa a Boudou.

Lozano presentó, el mes pasado, las declaraciones juradas de Hernán Fardi, vicepresidente de la Comisión Nacional de Valores (CNV), como ampliación de prueba en la causa por la compra de parte de la ANSeS, cuando la dirigía Boudou, de acciones de Mirgor lo que le ocasionó al sistema jubilatorio, junto con otras medidas, una pérdida de $ 4.200 millones.

Según Lozano, Fardi que era subgerente de Operaciones de la ANSeS tuvo un rol clave en las supuestas irregularidades. En la causa que investiga la jueza Servini de Cubría, Lozano sostuvo que el Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) del sistema previsional perdió esa plata al adquirir sin controles el 25 % de la firma Mirgor "beneficiando a terceros con información privilegiada".

Lozano denunció que: "En la declaración jurada inicial del año 2008 Fardi informa como actividad que desempeña la de Gerente de Operaciones y Seguimiento del FGS". También informó "ser accionista de la firma Mirgor SA con una cantidad de acciones adquiridas en 28/6/2007 de 7500, por un valor de $ 1.440.000", agregó Lozano.

En esa declaración, "Fardi también declara ser accionista de la empresa Quickfood SA, con fecha de adquisición de las acciones en 18/10/2007 por un valor total de $ 1.080.000". Para Lozano habría una "clara incompatibilidad del cargo que entonces ostentaba - y su responsabilidad directa en la adquisición de aquellas especies para el FGS- con su calidad de accionista de ambas empresas".

 

Fuente: Clarin

Buscar en el sitio Buscar en el sitio

Más notas

©2011 - www.resistenciahuemul.com.ar - Todos los derechos reservados