Home
Contacto Suscripción

Corrupción

Boudou, vinculado con un desvío millonario de fondos

En 2011 y 2012 las provincias tabacaleras fueron presionadas por un allegado al vicepresidente a contratar una póliza en Nación Seguros. Destinaron $187 millones del Fondo Especial del Tabaco.

El vice y sus amigos. Boudou, en ejercicio de la presidencia. Trascendió que un productor de seguros, contratado en Economía, presionó a las provincias.

Por Matías Longoni

RELACIONADAS

04/11/13

Un allegado del vicepresidente Amado Boudou dirigió el inédito desvío de 187 millones de pesos del Fondo Especial del Tabaco (FET) hacia la compañía estatal Nación Seguros, una maniobra por la que se habrían cobrado suculentas comisiones. Se trata de Walter Hugo Morales, modesto productor de seguros de Mar del Plata que, al montarse la operación, era también funcionario del Ministerio de Economía que dirigía Boudou.

Esta trama empezó a urdirse en 2010. Boudou llevaba un año en Economía y había designado a varios marplatenses, conocidos suyos, en el Ministerio. El grupo puso los ojos sobre el millonario Fondo Especial del Tabaco (FET), de 1.600 millones de pesos anuales que se recaudan con la venta de cada paquete de cigarrillos y deben ser destinados a los productores de tabaco de las provincias norteñas. Boudou nada tenía que ver con esos recursos, ya que la administración del Fondo corresponde exclusivamente al Ministerio de Agricultura. Pero la tentación resultaba enorme.

Según varios testimonios, el productor de seguros Morales (matrícula 49.935), piloteó personalmente las negociaciones con las provincias tabacaleras para que contratasen el seguro antigranizo del Banco Nación mientras era funcionario de Economía. Dos decretos, el 1593/2010 y el 1552/2011, lo designaron como Coordinador de Planificación Edilicia en el Palacio de Hacienda. Dependía del secretario Legal y Administrativa, otro amigo personal de Boudou, Benigno Vélez.

En paralelo a su responsabilidad “edilicia” en Economía, el colaborador de Boudou continuó desarrollando su actividad como intermediario de seguros. La mejor prueba es que en junio de 2011 se inscribió en la AFIP y declaró ejercer esa actividad desde 2008. A la vez, en enero de 2010 conformó una empresa -Litoral Productores SA-, junto a varios empresarios santafesinos. Su objetivo era “ejercer la intermediación, promoviendo la concertación de contratos de seguros”. Uno de sus socios era otro ex funcionario de Economía, el abogado Carlos Horacio Castro.

Nación Seguros, una compañía dependiente del Banco Nación, solo tenía 1% del mercado de seguros agrícolas cuando en 2010 le llegó la propuesta de emitir coberturas para toda la producción tabacalera del país, que además serían fácilmente cobrables de los recursos del FET. El problema era convencer a las provincias norteñas, que hasta ese momento utilizaban diversas recetas para defender a sus productores de los siniestros climáticos. En Jujuy, por ejemplo, la Cámara del Tabaco contaba con su propia aseguradora, Latitud Sur SA. En Salta, Misiones, Tucumán, Catamarca, Corrientes y Chaco manejaban otras opciones. Casi ninguna apoyaba contratar una póliza como la que se les ofrecía desde el Ministerio de Economía.

“En Corrientes o Chaco casi nunca graniza, y si llega a suceder lo recibimos con aplausos después de la sequía. Pero estamos obligados a tomar este seguro si no la plata del fondo no aparece ”, declaró un directivo de los tabacaleros correntinos tras una reunión de urgencia de las provincias productoras, en la que se intentó hacer frente a la “imposición” de contratar el seguro antigranizo del Banco Nación.

“Hubo una fuerte presión. No nos quedó más remedio”, relató otra fuente a Clarín. Otros tres personas ratificaron esa versión y ubicaron a Morales como representante directo del Gobierno en aquellas negociaciones. En Agricultura, el equipo de Julián Domínguez prefirió mirar para otro lado, pese a tener responsabilidad directa sobre el FET.

“Era orden de Benigno”, recordaron cerca del actual titular de la Cámara de Diputados.

Un comunicado de prensa de los tabacaleros jujeños, fechado el 13 de octubre de 2010, informó sobre una asamblea en el quincho de la cooperativa en Perico. Los productores se quejaron de las demoras del FET y “también señalaron que de ninguna manera resignarán su compañía de seguros por otra de Nación. Esto debido a una supuesta presión que estaban recibiendo para contratar un sistema de seguros a través de Nación Seguros”.

No hubo resistencia posible. A partir de diciembre de 2010 el Ministerio de Agricultura comenzó a emitir resoluciones que disponían la contratación del seguro de Nación Seguros. Fueron 14, todas firmadas por el secretario Lorenzo Basso.

Entre 2011 y 2012, un total de $ 187.750.024 del FET fueron para contratar esas pólizas.

Con esa inyección, Nación Seguros pasó a controlar casi 17% del mercado de seguros agropecuarios en solo dos años. Pero a pesar de cobrar una de las pólizas más caras (903 pesos por hectárea), en 2012 terminó pagando más siniestros que las pólizas que cobró (92 millones de pesos contra 89 millones). Esto provocó que todo volviera a fojas cero, pues este año cada provincia volvió a decidir cómo utilizaría la plata del Fondo tabacalero.

Tras el estrepitoso fracaso de este seguro compulsivo, el gran interrogante que quedó flotando es saber cuánto dinero del FET se destinó a pagar las comisiones de los intermediarios, que suelen ser elevadas en operaciones de esta envergadura.

Clarín quiso averiguar tanto en la aseguradora estatal -conducida hoy por un miembro de La Cámpora y amigo de Máximo Kirchner, Juan Ignacio Forlón-, como en el área del FET de Agricultura.

Pero en ningún caso aceptaron responder a las preguntas.

Fuente: Clarin

›› Sitios amigos

Buscar en el sitio Buscar en el sitio
Medios de comunicación Aeropuertos del mundo Códigos telefónicos

Más notas

©2011 - www.resistenciahuemul.com.ar - Todos los derechos reservados